Esperanza

Esperanza

Por Departamento Web

Quien cree y toca la puerta de Dios, puede vivir lleno de esperanza, porque su expectativa no será frustrada. ¿Pero qué significa esta palabra tan vacía de sentido en nuestros días?

Tener esperanza es saber esperar para ver su deseo cumplido. No obstante, no es una falsa o vana esperanza, sino una firme convicción de que algo nuevo va a suceder.

Solo quien va hacia Dios puede disfrutar de esa tranquilidad interna, que es calmada y fuerte, al mismo tiempo. Quien tiene esperanza vive a la sombra frondosa de esa virtud. Espanta a la ansiedad y acaba con el insomnio, el estrés y el ajetreo.

Entonces, hace un bien tremendo, pues les trae salud al cuerpo y al alma. Y lo mejor: es un derecho democrático, accesible para todos. Excepto para los que entran en el infierno.

Los condenados a ese tormento sin fin pueden abandonar todas las esperanzas. Ellos probarán la peor muerte, la completa separación de Dios. En el futuro vivirán un dolor interminable y un luto sin fin.

Tengo esperanza, y sé que no seré decepcionada en Aquel que me hizo promesas valiosas. ¿Y usted?

«Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.» (Isaías 40:31).

Por Núbia Siqueira

  • la meta
    Deshágase de la carga para llegar a la meta

Ofrenda Online

La pobreza se apodera de este Pueblo Mágico


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/esperanza/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: