Engaños del corazón

Engaños del corazón

Por Departamento Web 2

“Cuídate de no olvidar al SEÑOR tu Dios dejando de guardar Sus mandamientos, Sus ordenanzas y Sus estatutos que yo te ordeno hoy; no sea que cuando hayas comido y te hayas saciado, y hayas construido buenas casas y habitado en ellas,
y cuando tus vacas y tus ovejas se multipliquen, y tu plata y oro se multipliquen, y todo lo que tengas se multiplique,
entonces tu corazón se enorgullezca, y te olvides del SEÑOR tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto de la casa de servidumbre.
Él te condujo a través del inmenso y terrible desierto, con sus serpientes abrasadoras y escorpiones, tierra sedienta donde no había agua; Él sacó para ti agua de la roca de pedernal.
En el desierto te alimentó con el maná que tus padres no habían conocido, para humillarte y probarte, y para finalmente hacerte bien.
No sea que digas en tu corazón: «Mi poder y la fuerza de mi mano me han producido esta riqueza».”  Deuteronomio 8:11-17

Aquí vemos a Dios advirtiéndonos sobre uno más de los muchos engaños del corazón.

Normalmente esto les sucede más a aquellos que ya están hace un tiempo sirviendo a Dios, fueron liberados, conquistaron, conocen la verdad, pero, de repente, olvidan de dónde los sacó Dios.

Y así comienzan a creerse autosuficientes, ya no dependen de Dios, sino de sus propias fuerzas y experiencias adquiridas. No aceptan correcciones, direcciones, y quieren hacer las cosas a su manera, pues creen que saben mejor.

Sutilmente, se vuelven señores de sí mismos (esclavos del diablo), y ya no más siervos de Dios…

¡Cuántos han caído en esta trampa!

Extraído del blog del Obispo Macedo

Medita también en este mensaje: Para nacer de Dios hay que morir para el mundo

  • recuperar
    ¿Puedo recuperar lo que perdí?

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/enganos-del-corazon/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: