En 4 de cada 10 hogares mexicanos el padre es ausente

En 4 de cada 10 hogares mexicanos el padre es ausente

Por Departamento Web 2

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el censo 2010, el padre es ausente en 4 de cada 10 hogares.

Los expertos señalan que no existen datos actualizados en México ya que no se han hecho estudios estadísticos sobre la paternidad mexicana. En cambio, sí hay más detalles sobre la maternidad.

Datos más recientes del INEGI reportan que hay aproximadamente 35.2 millones de mamás. De este total, más del 70 % están casadas o unidas, mientras que 10.2 % son viudas, 9.6 % solteras, 6.6 % separadas y 2.5 % divorciadas.

Esta información refleja que la ausencia del padre es una cuestión que está presente en el país.

Sin embargo, la ausencia paterna no solo se presenta físicamente, sino también de manera participativa, sobre todo con respecto a la educación y cuidado de los hijos.

Según investigaciones, la ausencia total de un padre repercute negativamente en la vida de los hijos. Ya que el niño puede sufrir conforme va creciendo, lidiando con problemas emocionales más profundos y difíciles de manejar.

Lee también: Consejos para administrar con éxito el negocio familiar

Consecuencias en los hijos cuando el padre es ausente

Michelle Aviña Vélez, maestra en psicología, destaca que «los niños necesitan un referente para crecer, un espejo en el que mirarse y una persona que le acompañe, le escuche y que esté con él cuando le necesita». Y cuando el padre es ausente, algunas consecuencias que los hijos llegan a desarrollar son:

Desconfianza: al ver que la figura paterna no está cuando ellos la necesitan, generan problemas para relacionarse con los demás.

Problemas conductuales: si el padre es ausente de manera participativa, el niño tratará de llamar la atención volviéndose rebelde. «Es una llamada de atención a sus padres», destaca Aviña.

Inseguridad: por no contar con una referencia firme en la infancia, los niños no tienen reglas claras. Esto hace que, al crecer, sean adolescentes o adultos indecisos o inseguros. También tienen incapacidad para comprometerse.

Impulsividad: los niños tienden a ser menos racionales. Se dejan llevar por impulsos, además de que sienten ansiedad y estés. A menudo tienen comportamiento agresivo.

Depresión: «la angustia de no tener un referente emocional junto a él puede desencadenar en el niño una depresión.», refiere la especialista.

Dependencia en exceso: los niños serán adolescentes o adultos que buscarán llenar el vacío que sienten. «Esto puede llevarlos a buscar de forma enfermiza a personas que les cuiden. Tienen miedo a ser rechazados, a que los abandonen. Por eso, serán capaces de sacrificarse en exceso con tal de tener a alguien a su lado.», añade.

Vacío: este es un gran peligro porque la sensación acompaña a los hijos casi de por vida.

Aprende a tener momentos de calidad con tu hijo, sobre todo si eres padre y tienes oportunidad de estar con él. Porque padre no solo es el que engendra, también es que el cuida y enseña. Eres el modelo que guiará a tus hijos para bien o para mal si no tomas la decisión adecuada.

Aprende cómo participando los domingos en las reuniones de la Universal más cercana.

Te recomendamos: La mayor pobreza

  • regresar a la oficina
    Pero el cambio de color en el semáforo epidemiológico está provocando un inminente regreso a las oficinas.

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/en-4-de-cada-10-hogares-mexicanos-el-padre-es-ausente/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: