Emociones negativas pueden desencadenar anorexia y bulimia

Emociones negativas pueden desencadenar anorexia y bulimia

Por Departamento Web

La anorexia es un trastorno en el cual quienes la padecen se someten a dietas, ayunos y diversos métodos para adelgazar más de lo que deben.

La bulimia, por su parte, es la ingesta compulsiva de alimentos, seguida de vómitos inducidos, laxantes y diuréticos. Ambos pueden causar severos daños a la salud, incluso la muerte. 

Para la entrenadora y psicoterapeuta Eliana Barbosa, la relación emocional de las personas con la comida inicia en la niñez, por ser la fase donde asocian el alimento con el amor de la madre.

Al crecer, usan la comida como fuente de placer y celebración de los momentos importantes, así como para compensar situaciones de estrés, ansiedad, angustia y carencias afectivas. “Las emociones negativas afectan el apetito de forma diferente.

Algunas personas se vuelven compulsivas; otras, pierden el hambre por completo. Cuando pases por un momento de desequilibrio en tu alimentación, pregúntate ‘¿cómo estoy alimentando a mi alma?’. Pocos comprenden que nuestra salud depende del bienestar de los pensamientos, sentimientos y emociones”, finalizó.

Cabe recalcar que los trastornos alimenticios son más frecuentes en las mujeres, ya que en el 90% de los casos las pacientes son féminas. Los padres deben estar conscientes que los daños ocasionados por dichos padecimientos van desde la deshidratación, anemia y malnutrición, hasta la muerte.

Sin embargo, con el tratamiento adecuado es posible vencerlos; Brenda, una sobreviviente de la anorexia, nos cuenta como venció esta enfermedad.

“El deseo de no comer era más fuerte que yo”

“Si bien desde que fui pequeña tenía problemas de depresión y tristeza, cuando crecí me dio una enfermedad peor: anorexia.

Aunque quisiera comer, el deseo de no hacerlo era más fuerte que yo. Ni la insistencia de la gente a mi alrededor servía porque no me daba hambre. Y, como era de esperarse, bajé mucho de peso: ¡estaba demasiado delgada!

Con el tiempo, mi salud empeoró y después de haber sufrido dos abortos, los doctores me dijeron que jamás podría concebir. Veía sombras extrañas, escuchaba pasos —pero no había nadie— y se me hacía imposible dormir. Además, mi situación económica era precaria.

Al conocer la Universal, supe que era el lugar correcto donde podían ayudarme y, con el tiempo, confirmé que no me había equivocado: comprendí que la fe tiene poder, hice todo lo que estuvo de mi parte para cambiar mi realidad y, perseverando e insistiendo, logré cambiar mi situación en todos los aspectos.

Primeramente, sané de la terrible anorexia, puedo comer lo que quiera sin temor a rechazarlo. Los problemas espirituales se solucionaron y, paulatinamente, progresé económicamente: después de tanto esfuerzo, ahora tengo casa, auto, trabajo y viajé a Brasil para conocer el Templo de Salomón.

Al poco tiempo, el Señor me concedió el sueño de embarazarme y ser mamá. Soy verdaderamente feliz”, Brenda Guzmán.

Lea también: Los trastornos alimenticios pueden tener origen en la infancia

Datos que, tal vez, no sabías de los trastornos alimenticios

  • Dañan las funciones del cerebro ya que éste necesita de algunos nutrientes y lípidos para trabajar adecuadamente.
  • La anorexia afecta el tamaño del corazón debido a la gravedad de la desnutrición.
  • Los trastornos alimenticios en los padres pueden repercutir en los hijos.
  • Los pacientes no son conscientes de que necesitan ayuda.
  • Los bulímicos suelen tener más complicaciones gastrointestinales que los anoréxicos
  • consumir cristal
    Los fatales efectos de consumir cristal

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/emociones-negativas-pueden-desencadenar-anorexia-y-bulimia/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: