El pan del Cielo y su lección

El pan del Cielo y su lección

Por Social Media

En la mañana, Dios alimentaba al pueblo en el desierto con el maná

Cuando el pueblo hebreo fue liberado de la esclavitud en Egipto, todos fueron guiados por Moisés en el desierto hasta Canaán, la Tierra Prometida, en donde habitarían. Había alrededor de 2.5 millones de personas en el grupo.

No obstante, el desierto es un lugar desafiante. Los dos elementos más básicos para la vida humana (agua y alimento) pueden ser extremadamente difíciles de encontrar por ahí.

Entonces, Dios resolvió alimentar a la multitud con el maná, que era un tipo de pan que después de su preparación se asemejaba al sabor de la miel y aceite fresco. Un manjar Divino (Éxodo 16:4).

Aprendiendo a confiar en Dios

La orden de Dios, no obstante, era que el pueblo recogiera una porción solo para un día, ya que, Él proveería más alimento al día siguiente. Las personas que no se atenían esta orden Divina y recogían más de lo necesario, al día siguiente, encontraban todo podrido (Éxodo 16:19-20).

Era una forma de probar la fidelidad del pueblo. Porque Dios ordenó, a través de Moisés, que nadie debería recoger más de lo que se podría comer en aquel día. Entonces, el pueblo recogía solo lo que necesitaba. Y aquello era una prueba de la confianza del pueblo en Dios. Pero los que no confiaron, lo guardaron en casa. Al día siguiente, el maná se había echado a perder. Porque ellos no creyeron en la Palabra de Dios.

En otras palabras, el Altísimo le enseñó al pueblo dos lecciones: obediencia y dependencia. Es decir, obedecer las orientaciones de Dios y confiar que Él cumplirá lo que fue dicho. Lo mismo debe suceder hoy en día, entre los que sirven a Dios.

Asimismo, el Señor Jesús nos enseñó, en la oración del Padre Nuestro, que el Dios Padre nos suple cada día con el «pan» (tanto material, como espiritual).

Domingo del Pan del Cielo                                                  

El 4 de octubre será el Domingo del Pan del Cielo. En todas las Universal se llevará a cabo la fiesta de las primicias con el pan que descendió del Cielo. Participa en el Templo de los Milagros, Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, CDMX, o en la Universal más cercana a tu domicilio. Y no olvides traer un pan para que sea consagrado.

  • Tabernáculo
    Prepárate para la Fiesta de las Primicias en el Tabernáculo

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/el-pan-del-cielo-y-su-leccion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: