El justo vivirá por la fe

El justo vivirá por la fe

Por Departamento Web 2

A veces pasamos por momentos difíciles que no entendemos. En esos instantes, muchos cuestionan y piensan que Dios no tiene el control de todo, como si Él no estuviera al pendiente. Según explicó el obispo Franklin Sanches el pasado domingo 26 de diciembre, por eso muchos se desesperan, terminan pecando, dudan y cuestionan Su amor y Su poder.

Algo semejante vivió un profeta que no lograba entender lo que estaba sucediendo. Vio que Jerusalén estaba siendo rodeada por un ejército muy poderoso que vino para destruir la ciudad:

«En mi puesto de guardia estaré, sobre la fortaleza afirmaré el pie. Velaré para ver lo que se me dirá y qué he de responder tocante a mi queja. El Señor me respondió y dijo: “Escribe la visión, grábala en tablas, para que pueda leerse de corrido. Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará. Aquel cuya alma no es recta se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.» (Habacuc 2:1).

«Los ojos veían la realidad de aquel profeta. Sin embargo, Dios le mostró otra cosa. Vivir por la fe no es vivir por lo que usted ve, siente o escucha, sino que vive fundamentado en la Palabra.

Quizá su realidad es un matrimonio destruido o vive en una casa de lámina en la miseria, pero si vive por la fe, cree que su matrimonio será reconstruido o que dará su testimonio de prosperidad con su nueva y linda casa», explicó el obispo.

Dios le estaba diciendo al profeta que Él no duerme, todo lo ve, todo lo sabe y conoce. Pero necesita que usted crea en Su Palabra, no que viva por la realidad de sus ojos. La fe es mirar con los ojos de Dios. Él no quiere su desgracia, sino que usted sea una bendición.

Quizá piensa: «Si Él quiere eso, ¿por qué estoy viviendo lo contrario?». «Porque usted tiene que vivir por la fe. Dios le trajo a Su Casa con el objetivo de salvarlo, esa es la primera meta, pero no solo eso, también quiere cumplir en usted Sus planes y propósitos, que no son de fracaso, sino de una vida bendita», dijo.

Al recibir la visión de Dios, el profeta entendió. Eso cambió sus quejas en una alabanza:

«Aunque la higuera no florezca ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo y los labrados no den mantenimiento, aunque las ovejas sean quitadas de la majada y no haya vacas en los corrales, con todo, yo me alegraré en el Señor, me gozaré en el Dios de mi salvación. El Señor, es mi fortaleza; él me da pies como de ciervas y me hace caminar por las alturas.» (Habacuc 3:17).

Él estaba bloqueado, como muchas veces pasa con las personas cuando enfrentan luchas. «No deje que el corazón le haga tomar malas decisiones, no se guíe por los sentimientos, confíe en la Palabra de Dios. Esta confianza se va a cumplir sí o sí, queriendo los hombres o no. Cuando su vida está en las manos de Jesús, esta palabra se va a cumplir en usted, eso es confiar en Dios.

Tener fe es fácil, lo difícil es mantenerla. Por eso dijo que el justo vivirá por la fe, no que tendrá fe. La fe es así, confiar que Dios hará lo que usted no puede hacer. Confíe, porque, por detrás de su dolor, mañana estará su testimonio; por detrás de su fracaso, estará su victoria», finalizó.

Lee también: ¿Sus obras a quién reflejan?

  • aceite sagrado
    Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/el-justo-vivira-por-la-fe/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: