El hambre del Fin de los Tiempos está sucediendo

El hambre del Fin de los Tiempos está sucediendo

Por Departamento Web 2

Las consecuencias del nuevo coronavirus se ven a nivel mundial. El aumento de la desigualdad y la pobreza se puede destacar como uno de los más graves y delicados. El hambre, que ha avanzado en los últimos años, rompió récords en 2020 por el escenario que generó la pandemia.

La última edición del informe «El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo», publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en julio de 2020, reveló que casi 690 millones de personas pasaron hambre en 2019 en el planeta, 10 millones más que en 2018. El documento también muestra que en 5 años hubo un aumento de 60 millones de personas. Y, debido a la pandemia, puede haber aumentado a 130 millones en el último año.

Según especialistas, en México, de los casi 10 millones de mexicanos que enfrentan el hambre crónica, otros 7 millones se sumarían a dicha cifra debido a la crisis sanitaria.

El hambre: ¿señal del Fin del los Tiempos?

Mucho antes de que existiera la ONU y el nuevo coronavirus devastara la Tierra, el Señor Jesús les dijo a Sus discípulos: «Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.» (Mateo 24:7). Cualquier similitud no es coincidencia. El hambre, los rumores de guerra, las persecuciones y enfermedades han formado parte de la vida diaria de más de siete mil millones de personas en el mundo.

La Biblia describe claramente que el escenario del comienzo del Fin de los Tiempos está compuesto por eventos simultáneos. Tales como crisis económica, hambre, violencia, epidemias y otros hechos que están en las noticias todos los días, actualmente aún más. Cualquiera que lea el libro del Apocalipsis parece estar leyendo un periódico de hoy:

«Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.» (Apocalipsis 6.5-6).

Significado

El obispo Edir Macedo explica el fragmento anterior en su libro Estudio del Apocalipsis: «La balanza en la mano del jinete del caballo negro simboliza el racionamiento de los alimentos. Una medida de trigo correspondía, aproximadamente, a 450 gramos y era el consumo diario de un trabajador. Significa que un hombre tendría que trabajar un día entero para poder comprar alimento solo para sustentarse a sí mismo, es decir, como necesita comer para poder trabajar, su familia pasaría hambre. Aquí está la idea principal de este tercer sello. La cebada siempre fue considerada como alimento de animales, por ser muy barata. Pero en el cumplimiento de este sello, aun siendo tres veces más barata que el trigo, su valor será exorbitante». Esto va de acuerdo con el panorama actual de los precios altos y de las personas comiendo cada vez en menor cantidad alimentos de menor calidad.

Muchos dudan de las profecías y buscan distraerse con actividades mundanas en plena crisis. El Mesías, Dios hecho hombre, advirtió que estas señales deben usarse para que la persona se acerque a Dios. Esto es porque el final estaría cerca cuando sucedieran.

Un mensaje escrito desde hace más de dos milenios muestra exactamente lo que está sucediendo hoy. ¿Aún hay motivos para dudar de su verdad?

Lee también: ¿Caminamos hacia el fin?

  • selfies
    Los peligros de las selfies «sexis»

Ofrenda Online

01 de Agosto: Ayuno de Daniel


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/el-hambre-del-fin-de-los-tiempos-esta-sucediendo/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: