El factor esencial para tener éxito en tu negocio

El factor esencial para tener éxito en tu negocio

Por Departamento Web 2

Muchas personas sueñan con tener su negocio propio y aumentar sus ganancias, pero el hecho es que gran parte de esos emprendedores no logra realizar ese deseo. Pues la esperanza de vida de los emprendimientos mexicanos suele ser de 7.8 años.

Entre las justificaciones están ingresos insuficientes, problemas en la ejecución, falta de indicadores y planeación deficiente. Pero, por detrás de esas situaciones visibles, hay razones que están más relacionadas con el comportamiento del emprendedor que con los resultados presentados por el emprendimiento. Por ejemplo, hay quienes creen que, al abrir su propio negocio las ganancias serán inmediatas. Otros creen que podrán trabajar solo cuando lo deseen. Con estos pensamientos, que son verdaderos mitos, el emprendedor puede acumular decepciones y desanimarse de su propio sueño.

¿Rico o próspero?

Antes de abrir un negocio propio, es necesario entender lo que está por detrás de ese deseo. Claro que un emprendedor exitoso ve el resultado de su trabajo por medio de la generación de un patrimonio. Pero ¿el dinero y las conquistas materiales serían la solución para todos los problemas o sinónimos de realización?

Para responder esta pregunta, basta con ver a los millonarios que desistieron de la vida, fueron afectados por una enfermedad sin cura o no lograron ser felices en la vida amorosa.

Por lo tanto, el primer consejo para quien realmente quiere lograr el éxito es buscar la prosperidad y dejar de perseguir el dinero. La prosperidad es ser exitoso en todas las áreas de la vida, es tener una vida completa, teniendo como base la vida espiritual basada en la Palabra de Dios, cuando reconoces que el bien más duradero es tu alma.

Te recomendamos: 11 señales para identificar una vacante de empleo falsa

Teniendo esa conciencia, el emprendedor no será engañado por sus ganancias, ni se sentirá asediado por la corrupción, por los caminos equivocados o por aquellas inversiones con ganancias rápidas que solo acarrean problemas en el futuro. Al priorizar la vida espiritual, él entenderá que es necesario sembrar de manera correcta para cosechar buenos frutos.

En todo necesitamos actuar con equilibrio. Enfocarnos solo en la vida económica demuestra esta falta de equilibrio, que, consecuentemente, puede generar diversos problemas. Ejemplo de eso son las personas que se dedican demasiado al trabajo por el resultado económico, pero no tienen el mismo empeño al dedicarse a la familia, como si algo material o que tenga precio pudiera sustituir a la persona que no está presente. Otro ejemplo es con relación a la salud, pues con la falta de atención a esa área pueden surgir diversos problemas generados por ese descuido.

El poder que proviene de lo Alto

Cuando se habla del Espíritu Santo, se trata del propio Espíritu de Dios que es derramado sobre aquellos que creen y se disponen a poner en Sus manos toda su vida. Esa entrega incluye todas las ideas y voluntades propias, así como las dudas, los miedos y las inseguridades. La persona necesita hacer un intercambio: su vida sin forma por la Presencia de Dios en tu ser.

¿Y quién más sabe sobre la realización y las necesidades del ser humano que el Propio Dios?

El Espíritu Santo es indispensable y esencial, pues Él es quien guía, dirige, inspira, orienta y capacita a una persona para que pueda llegar a su objetivo e incluso mucho más de lo que ella pueda imaginar. Sin el Espíritu Santo la persona se vuelve limitada, alguien que basa sus decisiones conforme a las circunstancias y no conforme a la Palabra de Dios.

En el día a día de un emprendedor lo que no faltan son circunstancias y situaciones que intentan quitarle su paz. Y en los momentos difíciles es posible diferenciar a los que poseen al Espíritu de la Excelencia y a los que no Lo poseen. La persona que tiene el Espíritu Santo tiene la seguridad y la certeza de que su vida está en el control de Dios. Situaciones adversas, problemas, pérdidas, injusticias y la pandemia no quitan esa certeza y seguridad, pues no hay nada más que temer. Su conducta de estar con el Espíritu Santo en verdad trae esa paz, que nada en este mundo la sustituye. En cambio, la persona que no tiene el Espíritu Santo vive con miedo, duda y recelo. Por lo tanto, sus actitudes y elecciones se basan en estos sentimientos.

En un mundo marcado por inseguridades sobre el mañana, solo aquel que tiene un pacto con Dios será verdaderamente exitoso.

Para aprender más y saber cómo alcanzar ese Espíritu inquebrantable, participa todos lunes en la Nación de los Vencedores. Se lleva a cabo en el Templo de los Milagros, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya (ve el mapa aquí). O bien, acude a la Universal más cercana a tu domicilio.

También lee aquí: ¿Qué agua ha bebido?

  • enfermería
    Suicidio: esta es una de las profesiones más vulnerables

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/el-factor-esencial-para-tener-exito-en-tu-negocio/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: