¿Dónde está su corazón?

Por Departamento Web

“Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” (Mateo 6:21).

Fue con este versículo que el obispo Edir Macedo inició la Palabra amiga que se transmitió el miércoles 8 agosto en la Red Aleluya.

Según él, el texto señala la razón por la cual el mundo está perdido, sin rumbo, como un barco sin timón que es impulsado por el viento de un lado a otro. Esto es porque las personas han sido guiadas por los anhelos del corazón y, a causa de eso, fatalmente, serán conducidas por él, al infierno.

Si el tesoro de ellas está en la familia, en los bienes materiales, en la propia capacidad intelectual o cualquier otra cosa de este mundo, entonces allá es donde su corazón también está. Pero, cuando la persona tiene su corazón en el Altar, tiene la garantía de la Salvación. Sin embargo, es necesario estar en él las 24 horas al día.

Porque el Altar es el lugar del sacrificio, de entrega, es el lugar de Dios, no hay vacaciones del Altar. Cuando la persona cree que por el hecho de tener el Espíritu Santo puede salir un poco del (Altar) para disfrutar la vida, está perdida”, afirmó el Obispo.

Y para alertar a los que no han tomado debidamente en serio la Palabra de Dios, el Obispo pide que presten atención en los siguientes versículos, que hablan sobre la importancia del Altar:

“El que ama a padre o madre más que a Mí, no es digno de Mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de Mí” (Mateo 10:37).

Es decir, nadie puede estar en primer lugar en nuestra vida a excepción del Señor Jesús. Esto es el Altar. El Altar exige exclusividad en la prioridad.

“Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí” (Mateo 10:38).

Muchas personas dicen creer en Dios, van a la iglesia, son diezmistas y ofrendantes, pero por no volver a Jesús su prioridad la vida no cambia.

“Usted tiene la casa, la familia, el marido, la esposa, todo en primer lugar. Su tesoro son las personas, las cosas del mundo, son las ofrendas que el mundo ofrece. Nosotros sabemos que todo en esta Tierra es pasajero, pero el alma no es pasajera, esta permanece por toda la eternidad. Y nosotros hemos visto que el corazón es el alma”, señala el Obispo.

“El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10:39).

Si usted está en el Altar, encuadra perfectamente en aquellos textos. Pero si no encaja en ellos, entonces usted estará fuera del Altar”, aclaró.

Él, además, enfatiza que cuando la persona pone toda su vida en el Altar, convierte al Señor Jesús en el primero en su vida. Antes que madre, hijo, profesión, dinero, bienes, en fin, primero que todo lo que el mundo ofrece. “Todo tiene que estar en segundo plano, de lo contrario, no tienen Salvación”, concluyó.

Y aclara que el diablo usa el corazón humano para hacer que sienta ganas de todo aquello que desagrada a Dios. Y cuando la persona deja el Altar, pierde el derecho de la protección que este proporciona. Como está escrito en el Salmo 91:1:

 El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.

El Abrigo del Altísimo es el Altar. Quien habita en el Altar está seguro, tiene la protección Divina, está cimentado en la Roca, vengan los problemas que vengan, nada desestabiliza a esa criatura porque está bajo las alas del Altísimo.

Pero, cuidado: “Donde esté su tesoro, ahí estará su corazón, es decir, estará su Salvación o su perdición”, finalizó el obispo Macedo.

 

  • librito abierto
    ¿Sabes qué es el librito abierto mencionado en Apocalipsis?

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/donde-esta-su-corazon/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: