Domingo 8 de mayo: participa en la Reunión del Espíritu Santo

Domingo 8 de mayo: participa en la Reunión del Espíritu Santo

Por Departamento Web 2

Te esperamos, ¡acude en compañía de tu familia!

Muchas personas despiertan e inician su semana con una rutina establecida. Algunos se esfuerzan en el trabajo, cuidan la relación con sus seres queridos, procuran cumplir con sus deberes, pueden hasta tenerlo todo, pero al final del día se sienten vacías.

Esta sensación de que «algo te falta» es conocida como el vacío existencial, de acuerdo con los especialistas. Y de acuerdo con ellos, se manifiesta de forma diferente en cada persona.

«Quienes lo experimentan lo describen como una sensación que agota, llena de angustia y hace sentir a quien lo sufre que es casi un autómata. Es una sensación tan apagada que a duras penas puede ser descrita como algo más que un vacío», explica el Centro de Psicología y Salud Emocional Awen.

Te puede interesar: 2.1 toneladas de alimento llegan a Tlaltizapán y Ayala, en Morelos

De acuerdo con el obispo Franklin Sanches, ese vacío está en el alma. Muchas veces las personas intentan llenar ese hueco con situaciones o la compañía de otros, pero no lo consiguen.

En una ocasión, Jesús estaba en una fiesta y, al final de esta, se acercó a las personas que estaban en ella y dijo: «Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva”» (Juan 7:37-38).

«Parecía ilógico, ¿quién podría tener sed en una fiesta cuando muchos se van a beber? Sin embargo, no era ese tipo de sed a la que Él se refería», dijo el obispo.

Esa es la ansiedad del alma que está lejos de Dios, y solo puede ser eliminada al beber del Agua Viva, que es Su Presencia.

«Me peleaba en las calles y llegué a robar» 

«Me refugié en el alcohol, la piedra y la marihuana, pero me enfrenté a muchas situaciones que ni se imaginan, porque me ganaba la ansiedad de consumirlas. 

Peleaba con la familia, no aportaba en la casa, me encerraron 2 meses en un anexo y una clínica, pero no me recuperé. Hacía juramentos, pero volvía al vicio, día y noche. 

Las drogas me convirtieron en una persona agresiva, me peleaba en las calles, me juntaba con pandillas. En ese estado robaba, lo hice hasta en mi casa para sacar para la droga. Los peores momentos los viví cuando me perdía, no sabía ni lo que hacía, amanecía golpeado. 

Un día me dijeron de un lugar en donde podían ayudarme y acepté ir. Desde el primer día pude dormir, porque la piedra me hacía tener insomnio. No fue fácil, pero continué asistiendo; para mí fue sorprendente que me sintiera bien, y me di cuenta de que realmente Dios existe.  

Hasta hoy son 7 años que no consumo nada, gracias a que aprendí a usar mi fe, el Espíritu de Dios cambió mi vida. Ya no soy la persona agresiva que se perdía drogado. Me siento muy motivado, no hay palabras para expresar el cambio que viví.» -Daniel Aurioles Ayala 

Reunión del Espíritu Santo

Todos los domingos se lleva a cabo la Reunión del Espíritu Santo, una oportunidad para buscar la Presencia de Dios, renovar tus fuerzas y recibir Su bendición en todas las áreas de tu vida.

Te invitamos a participar en este encuentro especialmente a las 10 a. m. en el Templo de los Milagros: Avenida Revolución núm. 253, colonia Tacubaya. O en la Universal más próxima.

¿Ya viste? La porción de costumbre

  • Adicción al trabajo
    ¿Tengo adicción al trabajo?

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/domingo-8-de-mayo-participa-en-la-reunion-del-espiritu-santo/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: