«Descubrí que mi hijo estaba en el mundo de las drogas»

«Descubrí que mi hijo estaba en el mundo de las drogas»

Por Departamento Web

«Como madre tenía mucho dolor cuando descubrí que mi hijo estaba en el mundo de las drogas.

Yo trabajaba todo el día y no le daba atención porque estaba sola, yo era quien sustentaba todo. Pero mi hijo empezó a cambiar, veía que era muy grosero, un niño que, a pesar de que le hablaba bien, con cariño y ternura, me ofendía.

Notaba que él era desesperado, triste y solo. Se veía mal y no dormía. Siempre que le preguntaba qué pasaba, me decía: “¡Déjame, no me hables, no me digas nada, yo sé lo que hago!”.

Le preguntaba por qué actuaba así conmigo y un día me dijo: “Yo me drogo y no quiero saber nada. Yo sé lo que hago con mi cuerpo y con mi vida”.

Fue algo que nunca esperé de él. Yo le quise dar lo mejor y lo único que recibí fue una decepción. Me preocupaba mucho por él, pensaba que un día ya no iba a volver y que alguien me diría: “Tu hijo está tirado, ya no vive”.

Pero, un día fui al Templo de los Milagros. En la oración, me sentí en paz, descubrí que era el lugar perfecto para orar por mi hijo. Entregué su vida y la mía en las manos de Dios y, por mi fe, empecé a ver su transformación.

Actualmente es una persona respetable, cariñosa y amable. También dejó las drogas y se dedica a su trabajo. Es el hijo que siempre soñé. Dios es maravilloso porque hizo de él otro hombre, uno lleno de paz y felicidad.» -Teresa Cabrera

Levantaremos un clamor por los que lloran

Es por eso que, en el Templo de los Milagros y en todas las Universal, se llevará a cabo el Clamor por los que Lloran, que tendrá lugar en la víspera del Día de las Madres, el domingo 9 de mayo, haciendo referencia al pasaje bíblico anterior.

Quizás, has llorado por alguna razón. A lo mejor eres la madre que llora por su hijo, la esposa que llora por su marido, el trabajador que no tiene manera de obtener el sustento para su familia, la persona que ha recibido un diagnóstico médico negativo. Y esta o estas situaciones te han dejado sin vida, sin esperanza.

No importa cuál sea tu problema, ese día, el Señor Jesús detendrá el entierro. Lo que ya estaba perdido, sin salida, por medio de tu fe lo resucitará, como sucedió con el hijo de Teresa.

Así que no te pierdas esta oportunidad y prepárate para este gran día. Además, participa en la bendición de los padres a sus hijos. Para ese día, trae a tus hijos para que reciban la bendición familiar, y no olvides llevar tu frasquito en forma de cruz rellenado con aceite de oliva para recibir la gota del Aceite Sagrado.

Acude el 9 de mayo al Templo de los Milagros, en Av. Revolución, núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. Los horarios son 7:30 a. m., 9:30 a. m., 12 p. m., 4 p. m. y 6 p. m.

Consulta los nuevos horarios de las reuniones u oraciones de domingo, o bien, consulta en la Universal más cercana a tu domicilio para mayores informes.

  • plásticos
    El confinamiento ayudó a reducir la producción de plásticos en el mundo

Ofrenda Online

La COVID-19 agudiza pobreza de jornaleras en Colima


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/descubri-que-mi-hijo-estaba-en-el-mundo-de-las-drogas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: