Depresión posparto: epidemia silenciosa

Depresión posparto: epidemia silenciosa

Por Departamento Web 2

La depresión posparto es diferente de la tristeza pasajera que afecta a la mayoría de las madres primerizas

El nacimiento de un bebé es motivo de alegría para los padres y toda la familia. Pero muchas madres, incluso las que soñaban con tener un hijo, se encuentran conmocionadas emocionalmente hasta el punto de sentirse confusas e infelices ante la nueva responsabilidad.

Este sentimiento se produce por la depresión posparto, que afecta al 15 % de las madres, según señala la Secretaría de Salud.

Los síntomas de la depresión pueden durar muchos meses después del parto si han aparecido durante el embarazo.

El problema es que la mayoría de las mujeres con síntomas de depresión, tanto las que aún están embarazadas como las que ya tuvieron hijos, no admiten que padecen el problema, según comprueba un estudio realizado por la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Según la encuesta, el 23 % de las mujeres que experimentan ansiedad y depresión después del parto no informan de sus síntomas.

Así, al ocultar lo que sienten, muchas madres no reciben el apoyo de sus cónyuges y familiares para superar esta fase. Y sufren aún más por la situación.

Cuando la depresión posparto es pasajera

Es importante señalar que la depresión posparto es diferente de la tristeza pasajera que afecta a la mayoría de las madres primerizas.

Durante los primeros días posteriores al parto, es normal que las mujeres experimenten algunos períodos de inestabilidad emocional. Ya que aún se están adaptando a los cambios y al torbellino de hormonas que se apoderan de sus cuerpos. Dura solo unos días y mejora espontáneamente, ya que las hormonas femeninas vuelven a su estado normal.

En cambio, en la depresión posparto, los síntomas son mucho más duraderos, fuertes y evidentes.

Asistencia

En casa, en contacto con su familia, la nueva madre necesita recibir asistencia y apoyo para poder superar esta fase, independientemente de si buscó o no la ayuda de especialistas.

Las personas cercanas a ella deben estar atentas a los principales síntomas. Si descubren que los sentimientos negativos se presentan la mayoría de los días, sin que haya mejoría, deben hablar con cuidado con ella, estando dispuestas a escucharla y comprenderla.

Luego, pueden incentivarla a tener hábitos saludables, como adoptar una buena alimentación, dormir bien, hacer ejercicio y encontrarse con amigas y otras madres.

Para que pueda hacer esto, las personas cercanas a ella deben ofrecerse a cuidar al bebé, realizar algunas tareas del hogar en los momentos en que se siente sobrecargada y mimarla. De esa manera, le mostrarán lo importante que es ella como mujer y también como madre primeriza.

¿Cómo identificar la depresión posparto?

  • Tristeza constante
  • Sensación de culpa y responsabilidad.
  • Baja autoestima
  • Desánimo y cansancio extremos
  • Irritabilidad y falta de paciencia
  • Poco interés por el bebé
  • Incapacidad para cuidar de sí misma y del bebé.
  • Miedo a estar sola
  • Falta de apetito
  • Falta de placer en las actividades diarias
  • Dificultad para conciliar el sueño

¿Qué es y cómo combatir la depresión?

Al contrario de lo que muchos aún creen, la depresión no es solo tristeza. Es una sobrecarga física y psicológica prácticamente ininterrumpida que, además de quitarle fuerzas a la víctima, incluso puede desencadenar otras enfermedades, como diabetes y problemas cardiovasculares.

Primero, para combatir ese mal tan grave, es necesario entender la verdadera causa. Al respecto del tema, el obispo Edir Macedo explicó:

«Cuando una persona tiene depresión, su alma está siendo sofocada por la tristeza, la angustia, el rencor, el odio. Está siendo sofocada. ¿Por qué? Porque está vacía. Es un alma que está hambrienta».

De acuerdo con lo que explica el obispo, esa alma vacía y hambrienta tiene hambre de paz, tranquilidad, amor. Alimentos espirituales cuya fuente principal es Dios. Él es quien más ama y es el único capaz de pacificar el alma de alguien. También por eso dejó escrito:

«Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar» (Mateo 11:28).

El obispo Macedo aclara que «esa gran invitación es para todos los que están cansados de sufrir, que se la pasan deprimidos, tristes, angustiados y atormentados por el miedo, que están afligidos por los problemas familiares, por las adicciones, entre otros problemas. El deseo del Señor Jesús es darle alivio a los que sufren, quitando el peso del dolor y el tormento que han cargado».

Y, para que eso suceda, basta que la persona tenga fe y busque a Dios. Al final, Él jamás dejará de cumplir Su promesa.

«Cuando nosotros depositamos nuestra fe, nuestra confianza, nuestra vida en la Palabra de Dios, nosotros somos abrigados bajo las Alas del Altísimo. Y después, cuando usted está abrigado bajo las Alas del Altísimo, donde sea que esté, allí estará Dios».

Si estás luchando por ti o por un ser querido para superar la depresión, participa en una de las reuniones de la Universal más cercana a ti. Con gusto se te brindará orientación y apoyo espiritual. Por medio de tu fe, puedes vencerla.

En nuestro canal de YouTube también puedes conocer historias de quienes vencieron este mal del alma.

(*) La Universal aclara que todos los conceptos emitidos en este sitio web, así como la programación de radio y de televisión, son cuestiones de fe, en modo alguno deben ser interpretados como elementos con atribuciones terapéuticas, en demérito de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJES DE CONSULTAR A TU MÉDICO.

  • sello
    El sello de la diferencia

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/depresion-posparto-epidemia-silenciosa/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: