¿Cuál sería tu reacción si el Señor Jesús te comparara con un perrito?

¿Cuál sería tu reacción si el Señor Jesús te comparara con un perrito?

Por Departamento Web 2

Imagina a una mujer con una hija «gravemente endemoniada», como la propia Biblia describe en Mateo 15:21-28. Ella sabía de la fama que corría en todos los pueblos con respecto al Señor Jesús y cómo Él liberaba y sanaba a las personas, sin importar el problema que ellas tenían.

Entonces, ella se aferró a la oportunidad de ver a la hija liberada y no midió esfuerzos para llegar al Maestro. Sin embargo, el Maestro no le respondió. Pero, ella no se intimidó por Su «indiferencia».

Perseverancia y humildad

«Respondiendo Él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos.» (Mateo 15:26).

En ningún momento Jesús estaba despreciando a esa mujer y no por nada Él decidió pasar por aquel pueblo. Él conocía la fe que ella tenía y usó aquella situación y sus acciones para dejar una gran enseñanza.

Al respecto, el obispo Edir Macedo aclara que, aunque la manera en que el Señor Jesús habló haya sido aparentemente ruda, era común entre los judíos ese tipo de comparación. «En aquella época, extranjeros como aquella mujer cananea eran llamados gentiles. El Señor Jesús demuestra que el primer propósito de Su venida era alcanzar a los hijos de Israel. De ese modo, para explicar el plan de Salvación, el Mesías usó la figura de una mesa de comida. Los judíos representaban a los hijos sentados en la mesa, y los gentiles representaban a los «perrillos» que esperaban disfrutar las sobras del banquete. Sin embargo, al hablar así, Él tenía como objetivo principal probar la fe de aquella madre antes de atender su petición», explicó el obispo.

Fue la reacción humilde de la mujer Cananea que definió su fe a los ojos del Señor Jesús.

«Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.» (Mateo 15:27).

El obispo Macedo resalta que el ejemplo de aquella mujer revela que cuando una persona está sumergida en la fe racional no reacciona impulsada por las emociones. «En lugar de sentirse humillada o afrontada por la exposición de su condición, ella mostró que comprendía la misión del Hijo de Dios e incluso usó Sus propias palabras para requerir la «migaja» que deseaba. Así, por su fe perseverante y arrojada, logró la liberación de su hija».

Nuestras reacciones hacen que las cosas se hagan como deseamos. Si no estás alcanzando lo que tanto esperas, es el momento de comprobar la forma en que estás reaccionando. Tus actitudes tienen poder, pero tu fuerza está en tus reacciones, ya que las acciones pueden ser planeadas, las reacciones no.

Si no logras reaccionar con dominio propio, humildad, valor y sabiduría, nada podrá desequilibrar tu día a día. Y así como la mujer tuvo una reacción de humildad y fue atendida por el Señor Jesús, tú también lo serás.

Sigue diariamente en el portal de Universal.org.mx más contenidos de fe y mensajes para alimentarte espiritualmente.

  • productos de higiene
    Productos de higiene: ¿cada cuánto deben cambiarse?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/cual-seria-tu-reaccion-si-el-senor-jesus-te-comparara-con-un-perrito/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: