Costumbres de la Biblia: el hospedaje

Costumbres de la Biblia: el hospedaje

Por Departamento Web

Viajar por tierra no era algo fácil en los tiempos bíblicos. Las distancias eran muy grandes, sobre todo porque el desplazamiento era a pie o con el auxilio de algún animal de carga. Un aspecto en especial hacía todo más difícil: el hospedaje. La posada en los paradores o mesones era ineficiente, peligrosa y, a veces, cara. Por lo tanto, era muy común contar con el hospedaje en casas de terceros (algo bastante utilizado por profetas, apóstoles y hasta por el Señor Jesús).

Son varios los relatos bíblicos de asaltantes y asesinos al acecho en los caminos, desiertos y bosques (Jueces 9:25). En la parábola del buen samaritano, Jesús usa la figura de un viajero atacado y abandonado a la muerte (Lucas 10:30).

Los hospedajes empezaron a ser comunes en Tierra Santa, estando bajo el dominio persa. Generalmente, se construían alojamientos con cuartos en un piso superior a los establos y demás instalaciones que quedaban sobre la superficie de la tierra. El inmueble contaba con un patio principal, donde se preparaban las monturas y las carretas.

Era común que las instalaciones fueran gratuitas, pero el alimento para las personas y animales se pagaban, al igual que otros servicios (nuevamente entra en escena la parábola del samaritano – Lucas 10:35). Esto era lo más parecido a un hotel en aquella época.

Debido a la obvia cercanía a los grandes caminos, casi siempre los hospedajes se ubicaban en las periferias de las ciudades de la época, lugares sin muy buen ambiente, que exponían muchas veces a sus huéspedes a peligros semejantes a los de los caminos. Otro punto negativo es este: la actividad de la prostitución era frecuente en esos lugares.

Por ese y otros motivos, el Señor Jesús y Sus apóstoles se quedaban más en casas de terceros o familias conocidas, que en posadas para pagar (Mateo 10). De igual manera, era común entre los cristianos la disponibilidad de sus hogares para el hospedaje de los viajeros (Romanos 12:13; 1 Timoteo 3:2; 1 Pedro 4:9). 

Pedro, por ejemplo, se hospedó en la casa de un curtidor en Jope (hoy Jaffa), cuando tuvo su famosa visión del lienzo con los animales (Hechos 10:1-16).

Por órdenes del Cesar, José y María –ella, embarazada de Jesús y muy cerca de dar a luz– tuvieron que viajar de Nazaret a Belén para responder al censo de la época. Y, dado que tenía que hacerlo en su tierra de origen, José se dirigió allá. Ciento cincuenta kilómetros separaban a una ciudad de la otra. El carpintero y su esposa buscaron un lugar en casas particulares, incluso en hospedajes, pero todos estaban llenos, precisamente a causa del censo. A eso se debió la pernoctación improvisada del matrimonio, cuando nació el Mesías. Días después, encontraron una casa que los recibió, cuando tuvieron la visita de los reyes magos.

La comida de los hospedajes dejaba mucho que desear en cuanto a la calidad e higiene, además de que los precios no siempre eran buenos. Era muy común que los viajeros llevaran su propio alimento (Jueces 19:19) – como panes, frutas secas y cereales tostados, que no se descomponían fácilmente—.

Más peligros

Muchas veces, los viajeros dormían bajo el rocío o en tiendas improvisadas, en el desierto o en las ciudades, lo cual también los dejaba a merced de los bandidos. En Jueces 19, se cuenta el caso de un hombre que buscó posada en una ciudad corrompida por el pecado. Aunque fue hospedado por un hombre piadoso que temía por la seguridad de sus viajeros, los pecadores del lugar lo siguieron.

Los riesgos para los predicadores de la Palabra de Dios eran mucho mayores. A pesar de las dificultades y peligros, viajeros como Pablo, varios profetas e incluso, Jesús, eligieron enseñarle los preceptos Divinos al pueblo – algo que requería, además de fe, mucho valor—.

Lee también: Costumbres de la Biblia: la pesca

  • el apocalipsis
    16 lecciones sobre el Apocalipsis (parte 1)

Ofrenda Online

Pastores de la Universal en Angola llegan a Brasil después de ser deportados ilegalmente


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/costumbres-de-la-biblia-el-hospedaje/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games