Conversar con Dios es una necesidad

Conversar con Dios es una necesidad

Por Social Media

La verdad es que no existe una relación sin diálogo. Uno solo conversa con quien considera importante, cuyas opiniones tienen valor en nuestra vida y confiamos para abrirle su corazón. Pues bien, una cosa es cierta: la salvación eterna de nuestra alma depende de las conversaciones que tenemos con Dios. En ellas exponemos lo que está dentro de nosotros, nos arrepentimos, pedimos dirección, sabiduría. Cuanto más hablamos con Él, con temor y sinceridad, más nos parecemos a Él.

La oración constante revela nuestra fe, pues cuando platicamos con Dios, mostramos que creemos en Él.

¿Quieres saber más sobre este y otros temas relacionados a la vida con Dios? Participa en una reunión de la Universal, como en el Ayuno de los Casos Imposibles en cualquiera de los distintos horarios. Busca la dirección más cerca de su domicilio o acude a Av. Revolución núm. 253, Col. Tacubaya, que es nuestra sede principal.

“Creí que no había solución para mis problemas”

Paola Flores

Mis problemas eran espirituales y sentimentales. En este último aspecto, encontré una persona con la que tuve dos hijos y todo iba bien al inicio, pero a raíz de una infidelidad de su parte, los problemas empezaron a surgir hasta que llegamos al punto de separarnos. Tanto mis pequeños como yo nos deprimimos y surgieron deseos de morir.

Como dependíamos al 100 por ciento de él económicamente, los problemas no tardaron en aparecer: tenía que pedir dinero prestado con quien podía para mantenernos. Con el propósito de salir adelante, recurrí a una persona que hacía trabajos de brujería, pero más allá de ayudarme, sólo complicó las cosas. Por un momento, pensé que era imposible que mis problemas se resolvieran.

Mi padre me invitó a participar en el Centro de Ayuda Universal, ahí supe del Ayuno de los Casos Imposibles, quise participar porque realmente necesitaba salir de mi situación. Conforme fui participando, mi vida empezó a tomar forma y lo primero que me sucedió fue que creí que para nosotros había esperanza. Después, tuvimos un Encuentro con Dios y así la depresión se fue.

En cuestiones de dinero nos va bien, pues encontré un buen empleo que me ha permitido salir adelante junto con mis hijos, no nos falta nada ni espiritual ni materialmente”.

Sigue leyendo: ¿Usted está debajo o encima del promedio?

  • librito abierto
    ¿Sabes qué es el librito abierto mencionado en Apocalipsis?

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/conversar-con-dios-es-una-necesidad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: