¿Cómo ser un hombre de actitud?

¿Cómo ser un hombre de actitud?

Por Departamento Web 2

Muchas veces el hombre espera que algo suceda

Antiguamente, había un dicho que decía: “detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer”. El gran error en esta frase era dejar a la mujer tras las bambalinas de la vida del hombre, en lugar de colocarla también como protagonista, es decir, al lado del marido. Por otro lado, muchas veces el dicho tiene la razón: muchos hombres solo lograron algo por ser impulsados a actuar por la compañera, pues si dependiera de ellos, nada sucedería.

Es claro que es importante que la esposa apoye al marido y lo anime —y él a ella. Después de todo, el matrimonio es un camino que recorren juntos y esa ayuda y estímulo pueden comenzar en el noviazgo, continuar en el período de noviazgo y permanecer durante todo el matrimonio. El error, de hecho, es que el hombre se apoye en la esposa y tome acciones solo cuando ella insiste o reclama o hasta deja todo bajo la responsabilidad de ella.

El problema es que ese hombre no tiene iniciativa es el mismo que reclama que la esposa tomó la delantera de todo, que es manipulado por ella o que se convirtió en un dominado, pero que, en el momento de imponerse, falla.

Ella tampoco reconoce que su error pudo haber empezado con cosas simples del día a día. Por ejemplo, el individuo se la pasa dejando los exámenes médicos, la visita al dentista o la práctica de ejercicios para después. No es solo la dilación de él, sino una manera de no hacerlo —y nunca. ¿Y está bien que culpe a la esposa, madre o hermana que pone a ese hombre en movimiento?

Cabe señalar que no hay nada de malo en que la mujer ayude al hombre, lo acompañe en los exámenes y tratamientos cuando sea necesario, marque una consulta para él, en caso de que él esté muy atareado, y le dé ánimos. Pero ¿es necesario que la mujer necesite insistir para que él tenga alguna reacción?

Tomemos un ejemplo más: las pequeñas reparaciones en el hogar. El grifo ha estado goteando desde hace meses, la puerta rechina y el cristal de la ventana se rompió. Si él no los arregla, ¿al menos busca a alguien que haga el trabajo?

La falta de actitud no depende de la edad o el estado civil, pero de estas cosas aparentemente sin importancia puede conducir a la inactividad de las maneras más significativas. Por ejemplo, ahorrar dinero para lograr una meta, ir a la universidad, inscribirse en un gimnasio, comer adecuadamente, mantenerse firme en la Fe, etc.

En los tiempos bíblicos, el papel del hombre como sacerdote de su propia casa era evidente. Era de él la responsabilidad de asegurar que su esposa e hijos recorrieran el camino de Dios y exhortarlos a la oración y el aprendizaje. A él le correspondía aprender sobre la vida espiritual y transmitírselo a sus seres queridos. Actualmente, la pareja cela junto por eso, aprendiendo en la Palabra de Dios y aplicándola en todos los aspectos. Pero desafortunadamente muchos hombres también se quedan cortos en este sentido, que es el más importante de todos.

El hombre que tiene actitud hace que la esposa e hijos se sientan más seguros y contentos porque saben que siguen a alguien con la capacidad de administrar y resolver los problemas y no alguien a quien siempre tendrán que “darle un empujoncito” para moverse.

  • tomar alcohol
    Beber hasta morir: ¿tomar alcohol alivia las penas?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/como-ser-un-hombre-de-actitud/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: