¿Cómo ser fea?

¿Cómo ser fea?

Por Departamento Web

Este título se va directo a la yugular, discúlpenme, mujeres, pero la intención es abrir sus ojos

Pues sí, el título se va directo a la yugular, discúlpenme, mujeres, pero la intención es abrir sus ojos a un factor desconocido por muchas que han acabado con la belleza femenina, y se llama “indiscreción”.

Salomón, uno de los hombres más sabios que ya existió, es muy directo al respecto, en Proverbios 11:22:

“Como anillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa que carece de discreción”.

Discreción significa “estado o cualidad de quien es discreto y no llama la atención. Capacidad de distinguir lo correcto de lo incorrecto; discernimiento; sensatez. Característica de quien es recatado; que tiene pudor. Cualidad de alguien que no difunde los secretos ajenos. Prudencia”.

Lamentablemente, muchas mujeres no tienen idea de la dimensión de lo que la indiscreción es capaz de hacer con su apariencia y reputación. Ser discreta no solo habla al respecto de la privacidad, de no exponer la intimidad, o no salir hablando sobre todo lo que vio u oyó. Discreción es mucho más que eso.

La belleza no combina con el escándalo, las confusiones y la histeria, que vienen con la indiscreción. Por lo tanto, cuando la mujer insiste en reír y hablar fuerte, vestirse con la intención de atraer las miradas, o es el tipo de mujer que se lleva los problemas al hogar, de nada sirvieron aquellas horas arreglándose en casa, o en un salón de belleza. Ella se vuelve fea.

Si usted pudiera sacar una foto de usted misma insultando a alguien, ¿lo publicaría para que otros lo vean? ¡Lo dudo! Es verdad, ¿y quien vio toda esa escena y no puede borrarla de su mente?

La mujer indiscreta quiere llamar la atención, no obstante, la atención es una cosa para ser conquistada y no forzada.

Cuando una mujer es discreta, conquista naturalmente la mirada y la admiración de todos. Y no porque tuvo esa intención o simplemente por la belleza física, sino por su graciosidad, elegancia y feminidad. Esas cualidades vienen con la discreción femenina. La femineidad, que está tan fuera de moda en los días actuales.

Así como una joya en el hocico de un cerdo es un desperdicio, así también es la mujer bonita, pero indiscreta. El mensaje que ella transmite es algo así: “Yo no me valoro”, “Yo no respeto a nadie”, “Yo no me respeto”, “Mírenme por el amor de Dios”, “Necesito de su atención”. El tipo de belleza que se autoanula con la indiscreción.

La discreción, no obstante, embellece su exterior, sus relaciones e incluso su forma de verse. ¡Vale la pena invertir en ella!

En la fe.

  • marihuana
    ¿Cómo saber si tu hijo consume marihuana?

Ofrenda Online

La COVID-19 agudiza pobreza de jornaleras en Colima


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/como-ser-fea/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: