«Hice todo lo que los brujos decían, pero mi vida empeoró»

«Hice todo lo que los brujos decían, pero mi vida empeoró»

Por Departamento Web

«La maldición de mi vida comienza desde mi nacimiento, pues la partera enterró mi cordón umbilical y lo entregó a los espíritus. Ella hizo un ritual con velas y comida. A consecuencia de este trabajo sufrí insomnio desde los 7 años. Cuando lograba dormir sentía que “se me subía el muerto”. Padecía nerviosismo, me llevaban al doctor y no encontraba solución. Aún consumiendo pastillas no podía conciliar el sueño y necesitaba prender las luces porque tenía miedo.

En busca de soluciones consulté a brujos y santeros, hice todo lo que nos mandaban a hacer, como limpias con gallinas y ellos utilizaban mucho la comida. Ir con ellos empeoró mi situación, yo no veía mejoría.

Al contrario, comencé a padecer dolores de cabeza, mareos, no podía ni abrir los ojos. Así caí en el vicio y a juntarme con malas compañías. Cada vez tenía más antojo y ansiedad de probar el alcohol. Me preguntaba ¿para qué vivir?, y no encontraba un motivo.

Al ver mi desesperación, mi hermana me invitó a las reuniones de la Universal. Cuando acudí por primera vez, salí totalmente diferente. Encontré la paz, desde ese día aprendí a usar mi fe participando los viernes. También aprendí a perseverar, no dejé de asistir los viernes, tampoco los domingos en la búsqueda del Espíritu Santo, que es nuestra fortaleza. Hoy estoy totalmente liberada de esos males espirituales, ya no tengo dolores de cabeza, no sufro insomnio, ni mareos. No se me sube el muerto, se acabaron los vicios y el miedo. Puedo dormir y estoy totalmente sana. Me liberé. Lo más importante fue que recibí el Espíritu Santo. Él es mi protección, me guarda y no permite que ningún mal vuelva a tocar mi vida.» -María Antonia Agustín

Astrología, cartas y adivinación: una verdad que desconoces

Una de las preocupaciones más comunes de las personas, y sobre todo en estos días, es saber qué sucederá en el futuro. Sobre todo si han estado viviendo momentos muy difíciles y quieren que su destino cambie.

Algunos, buscando la esperanza y seguridad de que tendrán un mejor futuro y que podrán tener una gran vida venciendo sus problemas, recurren a las lecturas de cartas, la astrología, la adivinación, entre otros. Lo que las personas quieren es sentirse seguras con relación a su presente y su futuro.

Sin embargo, quienes recurren a estas prácticas desconocen el origen de la «fuente de poder» de ellas. Una pequeña historia lo revela:

«Y sucedió que mientras íbamos al lugar de oración, nos salió al encuentro una muchacha esclava que tenía espíritu de adivinación, la cual daba grandes ganancias a sus amos, adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, gritaba diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os proclaman el camino de salvación. Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando esto a Pablo, se volvió y dijo al espíritu: ¡Te ordeno, en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella! Y salió en aquel mismo momento.» (Hechos 16:16-18).

Te puede interesar: ¿Conoces las consecuencias de invocar a los espíritus?

Esa fuente son los demonios. El obispo Edir Macedo explica que los espíritus malignos se muestran fuertes ante sus seguidores. Logran saber cosas de quien le consulta a los adivinos porque han seguido la vida de una persona y la conocen. Y, al manifestarse por medio de los médiums o adivinos, dicen «muchas verdades con respecto a la vida de aquella persona que queda asombrada, maravillada, pasando a creer que aquel espíritu es “de luz”, que tiene poder», refiere el obispo Macedo. De esa manera creen en lo que dice el adivino porque habló de su presente sin haberle dicho nada.

Y, cuando la persona pregunta sobre el futuro, entonces, los demonios «arriesgan pronósticos para la vida de los consultantes. A veces aciertan, pero eso no quiere decir que sean poderosos o que tengan esa facultad. En la ley de las probabilidades, ellos tienen, en la mayoría de las situaciones, 50 % de oportunidades para acertar», agregó el obispo.

Además, muchos no tienen idea de que, al acudir a este tipo de prácticas, abren portales para que el mal actúe en su vida. Destruyéndolas.

No obstante, a diferencia de prácticas como la astrología y semejantes, solo hay una cosa que no falla. «Según la Biblia, aquello que viene de Dios nunca puede fallar. Una profecía inspirada por el Espíritu Santo no falla en su cumplimiento», destacó el obispo Macedo.

No obstante, una profecía no tiene nada que ver con la adivinación. De hecho, el objetivo de la profecía es edificar, exhortar y consolar a la iglesia (a las personas).

Lee también: Astrología: ¿señales del Cielo?

Vive seguro de tu futuro…

A final de cuentas, los espíritus malignos se someten al poder de Dios como describe el pasaje bíblico anterior. Solo Él puede darte la seguridad de un futuro mejor y, sobre todo, liberarte de todo el mal si crees de verdad y le entregas tu vida.

Tienes la oportunidad de hacerlo este próximo viernes 17 de septiembre en la Universal más cercana a tu domicilio. También te esperamos en el Templo de los Milagros que se ubica en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya.

Este Viernes de Liberación Espiritual recibe la marca de la protección divina. Pues, solamente el Espíritu de Dios puede brindarte la protección que necesitas contra todo el mal y guiarte hacia un buen porvenir. Te esperamos.

No olvides leer el Aviso Importante sobre las reuniones u oraciones en todo el país para informarte más.

Te sugerimos: Dos cosas te que faltan para poder cambiar de verdad

  • mexicanos que mueren
    Crece número de mexicanos que mueren por sustancias

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/astrologia-cartas-y-adivinacion-una-verdad-que-desconoces/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: