Alcohol: el psicoactivo más antiguo de la humanidad

Alcohol: el psicoactivo más antiguo de la humanidad

Por Departamento Web

El consumo excesivo de alcohol acarrea complicaciones en el sistema digestivo, que puede provocar cáncer en la boca, faringe, laringe y esófago, atrofia cerebral, demencia, ictericia, eritema palmar, varices abdominales, fluido abdominal, atrofia testicular, pancreatitis, edema en los tobillos, tendencia a sangrar fácilmente, temblor, brazos hinchados, cirrosis, vasos sanguíneos dilatados, corazón engrandecido y debilitado, etc. Afecta la capacidad intelectual, la memoria y destruye la vida social y afectiva del dependiente.

Hepatitis relacionadas con el alcohol

Más de 2 millones de norteamericanos sufren de enfermedades del hígado relacionadas con el alcohol. Algunos desarrollan hepatitis alcohólica o inflamación en el hígado, como resultado de una bebida intensa a largo plazo. Sus síntomas son fiebre, ictericia (coloración amarillenta exagerada de la piel, ojos y orina oscura) y dolor abdominal. La hepatitis alcohólica puede conducir a la muerte si el individuo continúa bebiendo. Si deja de beber, esta situación frecuentemente es reversible. Alrededor del 10% al 20% de los que beben mucho desarrollan cirrosis alcohólica, o degeneración del hígado. La cirrosis alcohólica puede llevar a la muerte si se continúa bebiendo. Aunque la cirrosis no sea reversible, si deja de beber, la oportunidad de sobrevivir y la calidad de vida de la persona mejora considerablemente. Los que son afectados por la cirrosis, frecuentemente, se sienten mejor y el funcionamiento del hígado incluso puede mejorar, en caso de que no beban nada. Aunque el trasplante de hígado sea necesario como último recurso, muchas de las personas con cirrosis que dejan de beber, tal vez, nunca necesiten un trasplante. Además, hay tratamiento para las complicaciones ocasionadas por la cirrosis.

Cardiopatías

Beber moderadamente puede aportar efectos benéficos para el corazón, especialmente entre aquellos con mayor riesgo de ataques cardiacos, como hombres mayores de 45 años y mujeres tras la menopausia. No obstante, cantidades mayores a las moderadas, consumidas durante años aumenta el riesgo de hipertensión, cardiopatías y algunos tipos de derrames.

Cáncer

Cantidades mayores de bebidas alcohólicas a largo plazo aumentan el riesgo de desarrollo de ciertos tipos de cáncer, especialmente en el esófago, boca, garganta y cuerdas bucales. Las mujeres tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama si toman dos o más bebidas alcohólicas al día. La bebida también puede aumentar el riesgo de cáncer de intestino.

Pancreatitis

El páncreas es el órgano que ayuda a regular los niveles de azúcar en el cuerpo, produciendo insulina. El páncreas también desempeña un papel importante en la digestión de diversos alimentos. Beber mucho alcohol a largo plazo puede conducir a la pancreatitis (o inflamación del páncreas). Los síntomas son dolor abdominal agudo y pérdida de peso, incluso pudiendo ser fatal.

Problemas de Nacimiento Relacionados con el Alcohol

Así como otras drogas causan dependencia, el alcohol refuerza su propio consumo a través de la activación del circuito de recompensa del cerebro. El alcohol causa varios efectos agudos, como por ejemplo, la embriaguez, teniendo como causa más frecuente la depresión del sistema nervioso central. Los efectos agudos del alcohol tienen consecuencias significativas, incluyendo la dificultad de discernimiento. El consumo repetitivo de alcohol puede inducir la tolerancia, lo cual significa que la cantidad necesaria para producir el efecto deseado tiene que ser aumentada progresivamente.

El alcohol puede causar una serie de problemas de nacimiento, siendo el más serio el síndrome alcohólico fetal (SAF). Los niños que nacen con problemas debido a la bebida pueden tener problemas de aprendizaje y comportamiento para toda la vida. Los nacimientos con SAF tienen anormalidades físicas, alteración mental y problemas de comportamiento. Como los científicos no saben exactamente cuánto alcohol causa este y otros problemas al nacer, lo mejor es no beber alcohol bajo ninguna circunstancia durante este periodo.

Beber y manejar

Puede sorprender el hecho de que incluso siendo pequeña, la cantidad de bebida alcohólica puede comprometer la capacidad de manejar un automóvil. Por ejemplo, ciertas habilidades para conducir, como girar el volante al mismo tiempo que se le da atención al tráfico, pueden estar comprometidas por las concentraciones de alcohol en la sangre (CAS) tan mínimas como 0.02 por ciento. Un hombre de 80 kg tendrá un CAS de aproximadamente 0.04 porciento una hora después de haber consumido dos cervezas de 300 ml u otras bebidas estándar, con el estómago vacío. Y mientras más alcohol consuma, más comprometidas estarán sus habilidades para conducir. Aunque la mayoría de los estados norteamericanos establecieron un límite de CAS para que los adultos manejen después de beber entre 0.08 y 0.10 por ciento, y en México es de 0.40, en realidad, el comprometimiento de las habilidades de manejo empieza en niveles muy bajos.

Cura de los Vicios

¿Usted ha intentado dejar de tomar bebidas alcohólicas o un familiar suyo atraviesa por este tipo de problema? Entonces, participe en la reunión de la Cura de los Vicios, que se realiza todos los domingos a las 3 p. m. en el Templo de los Milagros, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. También puede preguntar en la sede de la Iglesia Universal más cercana para solicitar informes.

(Fuente: Cómo actúan las drogas, Gesina L. Longenecker, PH.D. Quark books. Ilustraciones de Nelson W. Hee)

Lea también: Amnesia alcohólica: síntoma grave del alcoholismo

  • enfermería
    Suicidio: esta es una de las profesiones más vulnerables

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/alcohol-el-psicoactivo-mas-antiguo-de-la-humanidad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: