«Agredía a mi esposo porque no tenía paz ni salud»

«Agredía a mi esposo porque no tenía paz ni salud»

Por Departamento Web 2

«A los 7 años, sufrí un accidente, en ese entonces mi mamá y mi abuelita me llevaban con hueseros o curanderos, pero el problema se fue agravando mucho más. Al pasar el tiempo, me casé. Ahí fui más con curanderos y brujos que me pedían cantidades de dinero muy fuertes. Ellos prometían sanarme, pero regresaba a casa de la misma manera, y a veces hasta peor, porque tuve problemas espirituales: escuchaba voces y veía sombras. Por ese mismo problema, golpeaba a mis hijos, les gritaba y los alejé de mí.

Al buscar a los médicos, uno me dijo que tenía dos tumores. Solo tenía 10 % de probabilidad de caminar y un 90 % de quedar en silla de ruedas.

Esa noticia me entristeció bastante: me dio depresión, pero había momentos en los que solo discutía con todos. Llegaba a aventarle cosas a mi esposo y agredirlo verbalmente.

Económicamente, mi marido pedía grandes sumas de dinero prestadas para que él me llevara a curarme. Después, tuvimos que recolectar verduras en los botes de basura de los tianguis, solo quitábamos lo podrido y lo que estaba bueno lo lavábamos para comer.

Pensaba terminar con mi vida para no ser una carga: llena de todo este coraje, decía que no vale la pena vivir en este mundo. Creía que la muerte era la única salida frente a todo lo que estaba sufriendo.

Medita en: ¿Todas las personas son consideradas hijas de Dios?

Sin embargo, tras ir por primera vez al Templo de los Milagros, tuve una paz que nunca había sentido en vida. Con el paso del tiempo, perseverando, obtuve el cariño de mis hijos. Cuando escuché de la Hoguera Santa, no entendía qué era, pero al ver los testimonios quería que mi vida fuera transformada. Por eso le entregué mi vida al Señor Jesús.

Dios transformó todo por completo: fui sanada de los tumores, de la presión alta y de los dolores de cabeza; incluso recuperé mi vista y oídos.

Luego abrí mi negocio, actualmente me dedico a la compra y venta de animales domésticos de granja. También pude abrir dos locales en mi casa, en uno preparo pan para vender. Además, conquistamos una camioneta.

Ahora la relación de mi matrimonio es muy bendecida, después de haber tantas discusiones y gritos, hoy hay amor, comprensión y cuidados. Inclusive, gracias a Dios tenemos una excelente comunicación con mis hijos.

El Espíritu Santo es quien reina en mi vida, es mi mayor conquista. Teniendo al Señor dentro de mí poseo una felicidad que emana en todo mi hogar.» -Laura Cruz

Hoguera Santa de la Diferencia

Laura es un ejemplo vivo de que entregarse al Señor Jesús de cuerpo, alma y espíritu, priorizando Su Espíritu, es el secreto para tener una vida transformada. Por eso, aún estás a tiempo de participar en la Hoguera Santa de la Diferencia.

Todas las peticiones serán llevadas al Altar del Templo de Salomón, un lugar que fue diseñado por el propio Dios. Solicita más informes en la Universal más cercana a tu domicilio.

Te recomendamos esta historia: «Era un hombre autoritario, vicioso y sin temor»

  • librito abierto
    ¿Sabes qué es el librito abierto mencionado en Apocalipsis?

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/agredia-a-mi-esposo-porque-no-tenia-paz-ni-salud/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: