¿Cómo reaccionar frente a las injusticias?

¿Cómo reaccionar frente a las injusticias?

Por Social Media

Ve quién te entiende y te da apoyo cuando todo está en tu contra

A nadie le gusta ser tratado injustamente. Si alguien difunde chismes sobre ti en el trabajo y le miente a tu jefe sobre tu conducta profesional, despreciando y menospreciando lo que haces, por ejemplo, puede generar problemas muy serios para ti: desde hacerte perder un ascenso que tenías en la mira o incluso algo peor, como ser despedido. Es natural que tu primera reacción sea indignarte.

Esta también parece ser la respuesta inmediata cuando eres mal comprendido por tus decisiones en el ámbito familiar: si los hijos o tu esposa, por ejemplo, no están de acuerdo con tus resoluciones y te juzgan.

Puede parecer que estamos juzgando y condenando el hecho de que el hombre se indigne con situaciones similares a esas y transformándolo en el villano de la historia, pero no es eso. En realidad, estamos intentando hacer que el hombre reaccione de manera más adecuada cuando pase por momentos críticos como esos. Muchos hombres van a decir que no pueden quedarse indiferentes a las injusticias y otros solo van a reaccionar emocionalmente, lo que, la mayoría de las veces, tampoco resuelve nada. ¿Pero qué hacer y cómo solucionar el problema?

Una vez más, vamos a recurrir a la Biblia, a final de cuentas, la Palabra Sagrada nunca ha estado tan actual. Ella nos ayuda también a resolver las injusticias y nos señala la postura que debemos adoptar delante de ellas. En Mateo 5:11-12, el Señor Jesús dijo: «Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros».

Lo que se entiende con la lectura de este pasaje bíblico es que las persecuciones e injusticias siempre existieron y siempre existirán. Ante ellas, Jesús habla para alegrarnos. No es un juego, hay una justa enseñanza. Si has sufrido precisamente por hacer las cosas correctas y por eso las personas te juzgan y condenan, entonces, puedes alegrarte. No te preocupes por defenderte, luchar o llorar. Tampoco te preocupes por tener a alguien para defenderte. El Espíritu de Dios es quien defiende a los suyos.

Tampoco tienes que perder tiempo juzgando a los demás y jamás les hagas a las demás personas lo que están haciendo contigo. Ten mirada de misericordia, de compasión y de comprensión, pero eso no significa que tengas que ser ingenuo. Ora, vigila y percibe si alguien está intentando sabotearte. Tienes todo el derecho de liberarte de las trampas y de los males que esas personas hacen y provocan.

La única cosa por la que tienes que preocuparte es en agradar a Dios. Cuando nosotros Lo agradamos, Él toma nuestros dolores y sale en nuestra defensa.

Entonces, no necesitamos explicarnos, defendernos o querer probarle algo a alguien. No. El Espíritu de Dios es quien hace eso. Por lo tanto, en lugar de que le des rienda suelta a esa frustración dentro de ti y alimentes ese sentimiento de injusticia, coloca fuerzas para servir más al Señor y hacerlo de la mejor manera posible.

Recuerda: si nadie te aprecia, Dios te aprecia.

Ofrenda Online

Bendición del poseedor del Cielo y de la Tierra

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/09/28/como-reaccionar-frente-a-las-injusticias/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games