Conocerse para corregirse

Conocerse para corregirse

Por Departamento Web

La vida moderna es un ajetreo constante. La inmediatez, las presiones y las demandas por superarse, ser feliz y aprovechar cada momento, acaban por distraer al ser humano de tal forma que la mayoría de las personas no consiguen el precioso tiempo de quedarse a solas consigo mismas. Pero, solo en la reflexión silenciosa del alma es que cada uno se depara con su propia esencia y descubre como realmente es.

La pregunta simple: «¿QUIÉN SOY YO?», es la cuestión más difícil de responder.

La respuesta no es simplemente su nombre, estado civil o su profesión, sino que se refiere a su personalidad, carácter y todo su ser. La gente dedica tiempo en tener una formación profesional, aprender algo nuevo o mejorar la apariencia, pero pocas son las personas que se esfuerzan por descubrir porque pasan tanto tiempo preocupándose por lo que hicieron o planeando lo que pretenden hacer. Ellas no se percatan que sus actitudes, normalmente, son dirigidas por sentimientos, como envidia, miedo, angustia, celos, deseos de venganza, ansiedad o ira.

¿Cómo puede ser que, a veces, una persona que no es usted misma la conozca mejor?

Una vez, el Señor Jesús dijo: «Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres» (Juan 8:32). Esta Verdad, primero es comprendida como la Palabra de Dios, que ilumina el entendimiento humano y lo libera de todas sus prisiones espirituales. Pero ella puede extenderse también a «conocer la verdad interior» de cada uno. Muchas mentiras pueden estar escondidas dentro de una persona, como por ejemplo: ella se valora demasiado, y por eso, se impone sobre otros con aspereza o del lado opuesto, ella se devalúa de menos, y se desprecia juzgándose como una nada. Dentro del alma todavía puede estar la alienación de pensar que la culpa de sus sufrimientos es siempre de terceros. Como, por ejemplo: «Si mi marido no me hubiera abandonado, mi vida sería diferente», «Si mi ex jefe no me hubiera despedido, no habría cometido esos errores». Es decir, hay mujeres que pasan toda la vida atribuyéndoles a otros la responsabilidad de su fracaso.

En este proceso del autodescubrimiento, usted puede encontrarse con una persona muy diferente de la que creía ser. Puede doler, porque usted verá sus peores fallas, pero eso forma parte del proceso de la curación de su alma. Se sabe que, no hay manera de alcanzar la verdadera felicidad, sin recorrer ese camino. Y caminando por él usted desarrollará nuevas percepciones sobre sí misma y virtudes que tanto necesita para hacerle frente a los desafíos de la vida. Este discernimiento le hará anticiparse a sus debilidades, hacer uso de sus puntos fuertes, en definitiva, todos tienen cualidades, y le dará condiciones para corregir los defectos que antes no veía o no lograba cambiar.

Pues, ¿quién puede considerarse verdaderamente libre, si no tiene poder sobre sus impulsos y emociones, si no puede mantenerse alejado de las pasiones, vicios y sentimientos que aprisionan el alma, no es verdad?

Continuaremos la próxima semana.

Por Cristiane Cardoso

Ofrenda Online

«Desde la infancia sufrí maltrato. Eso me llevó a salirme de mi casa y refugiarme en los vicios»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/09/01/conocerse-para-corregirse/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games