Costumbres de la Biblia: la música

Costumbres de la Biblia: la música

Por Departamento Web

En varios pasajes de la Biblia, la música está presente. La adoración y los festejos al son de los instrumentos eran muy frecuentes. «Alabanza», en su equivalente hebraico (hallel), deriva de una palabra que significa «hacer barullo». De ahí proviene la costumbre cristiana de que se debe alabar a Dios, en una de las tantas maneras, en voz alta. Del griego psalmos viene «Salmos», con el sentido de «canción acompañada por instrumentos», que le da el nombre al libro del Antiguo Testamento citado incluso por Jesús algunas veces. El título del libro en hebraico es Tehillim, «canciones de alabanza».

Las bandas del Antiguo Testamento estaban compuestas por músicos que improvisaban a partir de una melodía básica. Era común, también, que todos tocaran al mismo tiempo, en lugar de buscar una armonía.

En el Antiguo Egipto, el papel de los músicos era intenso. No son extraños los registros en los diseños de personas con sus instrumentos dibujados en las paredes de las edificaciones egipcias, descubiertos por los arqueólogos.

David se destacó por ser rey y un gran guerrero, pero la música estaba presente en su vida casi a diario, desde que era un simple pastor. Él era excelente tocando la lira y el arpa, arte que continuó practicando cuando ya era monarca.

Los instrumentos

La ya mencionada lira era un instrumento pequeño y liviano, con ocho o diez cuerdas, fácil de cargar. Su «prima» mayor era el arpa, que tenía de 10 a 20 cuerdas. Solía ser muy usada en el Templo de Salomón, en los cultos, tocada por los levitas.

El tamboril era un instrumento de percusión muy simple, que consistía en una piel de animal fuertemente estirada alrededor de un aro de madera, lo que le confería un sonido potente con un pequeño toque de las puntas de los dedos.

El címbalo también aparece en los textos bíblicos, y podemos verlos hasta hoy en bandas: un par de platos planos de metal, que vibran cuando son golpeados uno contra el otro, con un sonido estridente. Posteriormente, fue adaptado como parte de las baterías modernas.

El sistro era un bastón con un arco en la punta, con tres o cuatro varas de metal que lo atravesaban, con discos móviles en ellas que tintineaban cuando el instrumento era sacudido.

La flauta era fácilmente cargada incluso por niños, y muchas veces era su primer instrumento, hecha de bambú, madera o hueso. No era tan utilizada para la adoración, sino muy popular en reuniones sociales o como distracción – era muy usada por pastores, para aplacar la soledad en los pastos distantes, además de tener un efecto calmante en las ovejas.

En el Tabernáculo, era usada una trompeta para convocar al pueblo de Israel para alguna declaración o para la adoración. Podía ser hecha de plata u otros metales livianos.

La trompeta de cuerno de carnero (también posteriormente realizada en madera o metal) fue usada por Josué y sus hombres alrededor de Jericó, hasta que sus murallas se desmoronaron.

Otro instrumento de viento con un sonido potente era el shofar, una trompeta especial hecha con cuernos grandes de carnero. Tenía dos sonidos distintos, que cambiaban según se soplaba, y era utilizado en ceremonias especiales y fiestas.

Los salmos

Una de las definiciones de la palabra «salmo» en los diccionarios modernos es que eran cánticos sagrados realizados por los hebreos. Los bellos versos que leemos hoy en el extenso libro de los Salmos son letras de esas canciones de alabanza, generalmente acompañadas por instrumentos de viento o cuerdas. A David se le atribuye la autoría de la mayoría de las composiciones, tanto de letras como de música.

Algunas versiones bíblicas tienen términos muchas veces incomprendidos por la mayoría en el libro de Salmos, generalmente entre corchetes o paréntesis, en el inicio o el final de los versos.

«Al músico principal. Masquil de David, cuando vino Doeg edomita y dio cuenta a Saúl diciéndole: «David ha venido a casa de Ahimelec». ¿Por qué te jactas de maldad, oh poderoso?¡La misericordia de Dios es continua!» (Salmos 52:1).

«Masquil», por ejemplo, así como «mictam» y «sigaión», se refieren al modo en que la música debería ser tocada o cantada.

«¡Reinos de la tierra, cantad a Dios, cantad al Señor, Selah…» (Salmos 68:32).

«Selah», a su vez, indicaba una pausa en un cántico, mientras los instrumentos continuaban tocando. En ese intervalo, podía tanto estar ausente la letra solamente como era posible introducir palabras recitadas (poemas o un pequeño fragmento de adoración o de sermón).

Las letras

Los salmos hablan de varios asuntos unidos a la relación diaria del hombre con el Señor: la gloria, el señorío de Dios, el perdón, el arrepentimiento, la alegría, las batallas, los sufrimientos y muchos otros.

Hay diferentes categorías de salmos. Los «cánticos de peregrinación» (Salmos 120 a 134) fueron compuestos para que los peregrinos los canten durante sus viajes a Jerusalén. Los salmos de hallel (alabanza), del 113 al 118, eran cantados durante fiestas sagradas, como la de Pascua y la de los Tabernáculos.

A veces, los salmos no parecen, para nosotros los occidentales, letras de canciones o poesía. Eso sucede por el hecho de que la poesía hebraica funciona de un modo muy diferente de lo que conocemos. Mientras estamos más acostumbrados al modelo que usa rima y métrica, los versos de los hebreos utilizan más los juegos de palabras, acrósticos (cada línea o estrofa comienza con la letra siguiente del alfabeto) y el paralelismo – una idea expresada en un verso es reformulada en el siguiente, generando una repetición, un complemento y un contraste.

Pero una característica en común entre la poesía hebraica y la nuestra es el empleo de la alteración: la repetición de sonidos consonantes idénticos o semejantes en un verso o en una frase, especialmente las sílabas tónicas.

Para nosotros, por más que la música forme parte de la alabanza en la actualidad, prevalece el sentido de los versos de los Salmos para que adoremos a Dios o para que entendamos mejor nuestra relación con Él.

Ofrenda Online

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/08/13/costumbres-de-la-biblia-la-musica/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games