¿No quieres morir en la miseria? Entonces, no digas estas frases

¿No quieres morir en la miseria? Entonces, no digas estas frases

Por Social Media

Descubre más y bórralas de tu vocabulario

Si has estado siguiendo los contenidos sobre la vida económica en Universal.org.mx, ya entendiste que la prosperidad y el éxito no tienen nada que ver solamente con el trabajo duro. De hecho, dependen mucho más de lo que usted piensa y habla.

Si tus palabras son negativas, si siempre estás esperando lo peor, te estás boicoteando. Eso es fe usada negativamente, para alimentar dudas. Y es el camino más rápido para interrumpir el desarrollo de alguien. Es decir, ¡estás usando tu mayor poder interno contra ti mismo! Con este tipo de auto boicot, no necesitas enemigos.

Por eso, aprende las principales frases que la mayoría de las personas cultiva (ya sea con pensamientos o palabras) y que las harán morir en la miseria, en caso de que no cambien.

«¡Me detengo aquí!»

Si no insistes en alcanzar tus objetivos, nunca tendrás nada en la vida en cualquier área. Todo el mundo tiene luchas, pero la victoria solo es para quien persevera. Comprende: nada crece de la noche a la mañana.

Así también es en nuestra vida. Con paciencia y perseverancia, podremos ver cualquier cambio volviéndose realidad. Nuestra parte es mantener la certeza de lo que queremos, no solo con respecto a nuestros proyectos y sueños, sino también con respecto a nosotros mismos.

«¡Ah, no, para mí es muy difícil!»

Esta frase alimenta tus inseguridades y te impide encontrar una solución para el problema. Las palabras negativas en tu mente hacen que todo parezca más pesado y más difícil. Pero ve lo que el propio Dios dice al respecto:

«He aquí que yo soy el Señor, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?» (Jeremías 32:27).

Si quieres una solución, no puedes creer que estás en una mala posición o que será difícil. Enfrenta el desafío y, siempre que pienses (o alguien diga eso), responde: «voy a hacer que funcione» —y ve adelante. Si Dios te confió un nuevo desafío, también decide confiar.

«¡No me gusta trabajar!»

Es claro que nadie confiesa eso abiertamente. La mayoría de las veces, ese pensamiento está inconsciente y se refleja por medio de ideas o palabras como: «no aguanto más a mi jefe, todo el mundo me persigue, etc.».

Actitudes, gestos y expresiones también muestran mucho si a ti realmente te gusta trabajar o no. Atender a un cliente de mala gana, con la cara seria, grosera, de mal humor, de la misma forma, todo eso dice: «no me gusta trabajar aquí».

Dios nunca prometió bendecir a perezosos. Por el contrario, Él dejó claro que la pereza lleva a la pobreza y que bendeciría el trabajo de nuestras manos. Es decir, tienes que trabajar, tienes que esforzarte. La diferencia es que hay garantía de que ese esfuerzo traerá resultado.

«Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio; la cual no teniendo capitán,
ni gobernador, ni señor, prepara en el verano su comida, y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.»
(Proverbios 6:6-8).

¿Quieres saber más? Entonces, participa en las reuniones del Congreso Para el Éxito, se llevan a cabo en el Templo de los Milagros, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. O bien, si eres de uno de los estados de la República Mexicana, consulta en la Universal más cercana a tu domicilio.

Ofrenda Online

Santo Culto: Que no le falte lo más importante

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/08/09/no-quieres-morir-en-la-miseria-entonces-no-digas-estas-frases/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games