Fe no es esperar, es actuar

Fe no es esperar, es actuar

Por Departamento Web

Quien subió al altar en la Hoguera Santa y fuera de él tomó actitudes con la certeza de la bendición tiene testimonio diferente de los que no se entregaron de verdad

¿Alguna vez has estado en pleno fuego?

«¿Pero quién podrá soportar el día de su venida? ¿Y quién podrá mantenerse en pie cuando Él aparezca? Porque Él es como fuego de fundidor y como jabón de lavanderos. Y Él se sentará como fundidor y purificador de plata, y purificará a los hijos de Leví y los acrisolará como a oro y como a plata, y serán los que presenten ofrendas en justicia al Señor» (Malaquías 3:2-3).

El fuego de fundidor es el fuego a muy altas temperaturas para purificar todos los metales, sobre todo los valiosos, como el oro y la plata. Dichos metales son extraídos de la naturaleza con impurezas como tierra, piedras y pedazos de otros metales. En el fuego, la plata y el oro son derretidos y separados de esa suciedad para, así, ser considerados puros y volverse útiles. Solo después de la purificación pueden ser usados.

La Biblia compara al propio Señor Jesús con un fuego de fundidor que purifica en las llamas a Sus seguidores. Solamente los que son purificados pueden ser usados para Su gloria en el mundo y estar a Su lado en la Eternidad. Quien no es purificado, es incinerado con las impurezas.

La entrega en el Altar representa esa purificación. Las personas que se entregan al Altísimo ofrecen todo de sí, purificándose de los pecados y las tentaciones. Ellas eligen dejar atrás las tristezas, los traumas, los vicios, las manías nocivas y los malos sentimientos. A partir de la Hoguera Santa empiezan a vivir de verdad.

El verdadero sacrificio

Para todo en la vida es necesario un sacrificio. Para lograr la respuesta como Gedeón, y llamar la atención de Dios, tenemos que hacer el sacrificio de los deseos terrenales, dejando atrás pecados, malicia, malos ojos y los ídolos de este mundo.

El tamiz de la fe

El obispo Edir Macedo al respecto dijo: «No es para cualquiera. En verdad, muchos se han presentado. Algunos aventureros, otros curiosos y aún otros, como jugadores, tentando a la suerte. Pero, en rigor, el sacrificio exige fe.».

El obispo explica que la «fe tamiza a todos y selecciona a unos pocos. Pocos escogidos. Mejor dicho, pocos escogidos por sí mismos. ¿Por qué? La Hoguera Santa es un acto puramente de fe. Quien cree, va. Quien no cree, se queda. ¿Quién cree y quién no cree? La actitud de cada uno demuestra si cree o no.».

Para el obispo todo es muy claro: «el Espíritu Santo está viendo nuestra sinceridad y simplicidad, entonces, los que son sinceros, aunque pecadores, tienen su oración escuchada por Dios.».

Ofrenda Online

La guerra contra los malos pensamientos

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/07/16/fe-no-es-esperar-es-actuar/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games