No teníamos para comer y le debíamos a muchos

No teníamos para comer y le debíamos a muchos

Por Departamento Web

«Me casé muy joven. Mi esposo tenía un buen empleo que, de un momento a otro, perdió. A partir de ahí comenzó nuestro sufrimiento, debido a los problemas económicos que comenzamos a enfrentar. No quisimos quedarnos con los brazos cruzados, así que comenzamos un negocio de venta de equipos para restaurantes.

Pero, nos endeudamos y ya no teníamos para pagar la renta del local y del departamento donde vivíamos. Él, como vía de escape, pasaba mucho tiempo fuera de casa, y eso nos ocasionaba pleitos. Éramos un matrimonio viviendo bajo el mismo techo, él durmiendo en la sala y yo en la recámara, pero sin dirigirnos la palabra. Me causaba indignación y tristeza ver que no podíamos salir adelante.

Estando a punto de separarnos, conocimos el Templo de los Milagros gracias a una invitación de mi mamá, quien ya llevaba tiempo participando e, incluso, había sido sanada de una parálisis. Yo quería conocer el poder de ese mismo Dios que curó a mi madre, y asistí. Delante del altar, hice una oración sincera, pidiéndole al Señor que me dejara conocerlo, quería ver su grandeza.

Conforme fuimos participando, el negocio comenzó a levantarse y pudimos abrir uno más. Esto nos permitió construir una casa propia, luego otras dos y una mansión que está en proceso. También fuimos comprando automóviles, hoy tenemos 15 en total. Como matrimonio nos llevamos muy bien, logramos restaurar nuestra relación.

Pero, lo mejor de todo es saber que el Espíritu de Dios está entre nosotros. De Él provienen tantas maravillas.» -Socorro León

Ofrenda Online

Apueste a la Palabra de Dios

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/07/02/no-teniamos-para-comer-y-le-debiamos-a-muchos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games