Salud hoy y siempre

Salud hoy y siempre

Por Departamento Web

No es solo en tiempos de pandemia, el hombre necesita cuidarse y dejar de negarse a ir al médico

Los datos sobre la pandemia del nuevo coronavirus no son nada buenos, pero son aún peores para el lado masculino. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que el 63 % de las muertes a causa del COVID-19 en Europa fueron de hombres.

En cuanto a México, el 55.11 % de los casos confirmados son hombres, según señala la Secretaría de Salud.

Es claro que las mujeres tienen la misma probabilidad de contaminarse con el coronavirus, pero los hombres tienen hasta el doble de riesgo, según una serie de investigaciones difundidas en la publicación internacional Frontiers in Public Health.

Un doble peligro exige doble cuidado. Solo que es muy conocida una pésima manía masculina: descuidar su propia salud. Es verdad que el hombre tiende a ir solo al médico en última instancia. Él no suele hacerse exámenes de rutina, como medida preventiva para cortar desde el inicio algún mal detectado (y no ir al dentista también está en la lista).

Lamentablemente, muchos hombres mueren pronto por creer que todo está bien. Por ejemplo, a causa de un prejuicio, ellos huyen del examen de próstata cuando llegan a la edad recomendada para realizárselo (pero no van a dejar de ser hombres a causa de un examen; no obstante, pueden dejar de vivir rápidamente si no se lo hacen). Es un precio muy alto a pagar. Cada edad exige cuidados específicos.

Claro, también existe la manía de buscar «ayuda» con el farmacéutico, sumado a encontrar una «solución» con remedios caseros, solo porque alguien dijo que le funcionó a un amigo suyo. En pleno siglo XXI, aún hay quienes creen en eso por no querer buscar un especialista.

Es lógico que cuidarse no significa ir solamente al consultorio médico. También implica alimentarse adecuadamente, ejercitarse con regularidad, huir de vicios como el alcohol y el tabaco (entre otros aún peores, a pesar de que todos son malignos) y cultivar el intelecto para mantener la mente activa.

Incluso aquellos con excelente resistencia natural necesitan cuidarse de las enfermedades, ya que su inmunidad disminuye por varios motivos, como el estrés físico y mental y la ya mencionada negligencia. Además, con el avance de la edad, la resistencia tiende a caer, por ello se requiere reforzar con una buena alimentación, actividades físicas y mantenerse lejos de los riesgos.

Pero no espere ser un hombre completo sin cuidar su salud mental que es más importante que la física y psicológica. A final de cuentas, si alguien no está bien espiritualmente, todo en su vida va a andar mal, incluso el cuerpo y la mente. El consejo ya se dio hace miles de años: «¡Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno! ¿Qué requiere de ti el SEÑOR? Solamente hacer justicia, amar misericordia y caminar humildemente con tu Dios.» (Miqueas 6:8).

Es importante recordar que tu cuerpo es el Templo del Espíritu Santo y necesita ser bien cuidado para que Él pueda habitar en ti. Además de eso, con plena salud espiritual, el hombre tiene más cercanía con Dios para pedir protección divina —tan importante como usar cubrebocas y gel antibacterial, además del distanciamiento físico en estos tiempos difíciles.

Ofrenda Online

Santo Culto -El poder de la indignación-

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/06/23/salud-hoy-y-siempre/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games