Las compras desenfrenadas pueden esconder problemas emocionales

Las compras desenfrenadas pueden esconder problemas emocionales

Por Social Media

Especialistas explican que el impulso por las compras se relaciona a la dificultad de lidiar con las emociones

La compulsión por las compras puede ser uno de los efectos colaterales de las transformaciones generadas por la pandemia. Por eso, es necesario estar atento para no sobrepasarse en los gastos, generar deudas e incluso desarrollar un trastorno mental.

En Estados Unidos, una investigación realizada por OnePoll, a petición de la plataforma de ventas Slickdeals, indicó que las compras por impulso aumentaron 18 % entre los consumidores de aquel país. Mientras alrededor del 25 % afirman haber comprado algo para sí mismos, 18 % invirtieron en objetos para la casa.

Por su parte, una encuesta hecha por la empresa de análisis de crédito de Credit Karma mostró que el 35 % de los norteamericanos compraron algo por impulso a causa del estrés causado por la pandemia.

Alivio pasajero

La psicóloga clínica Danielle Bassi explica que las compras en exceso pueden ser un intento de gratificación emocional. «En este momento de anormalidad, las personas intentan buscar un alivio para la ansiedad y la angustia. No obstante, la compra por impulso solo trae una ilusión de bienestar, ya que el efecto es de corta duración y luego el deseo de comprar vuelve otra vez», dijo.

La psicóloga clínica y neuropsicóloga Veruska Ghendov agrega que la sensación de vacío puede llevar a las compras descontroladas. «La pandemia demanda un gasto emocional muy intenso. Cuando las personas se sienten ansiosas y con miedo, sienten un proceso interno de vaciado muy fuerte y la compra puede traer esa sensación emocional de llenado. Al inicio de la pandemia, muchas personas se abastecieron de papel higiénico y de objetos básicos, probablemente para intentar llenar el miedo con algo que, en la mente de ellas, traería seguridad», afirma.

¿Cómo identificar?

Las especialistas dicen que es importante observar los propios hábitos de consumo y conversar con familiares y amigos. «Uno de los puntos es mirar su estado de cuenta bancario y observar sus gastos. Vea si usted empezó a desechar cosas, si hay desperdicio o si tiene productos en existencia. Además de eso, escuche a las personas que están con usted», orienta Danielle.

Para quien tiene un familiar que está comprando por impulso, la sugerencia es dialogar sin agresividad. «Ofrézcale orientación y ayuda al otro. Mire a los ojos de la persona, explique lo que está sucediendo, intente mostrar los daños que ese comportamiento puede generar. No sirve  de nada insultar o descalificar», recomienda Veruska.

Daños

Veruska dice que las compras por impulso pueden generar daños emocionales. «La persona puede sentir culpa y ese desgaste emocional tiende a llevar a procesos como ansiedad generalizada, depresión y síndrome de pánico».

Danielle relata otros problemas: «El impulso por comprar puede volverse una compulsión y después un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) de forma muy rápida. El mecanismo es semejante al uso de las drogas, cada vez la persona necesita más. Además de eso, puede tener problemas económicos y familiares».

¿Qué hacer?

Danielle da consejos para frenar el impulso por las compras: «antes de comprar, es importante hacerse algunas preguntas: ¿lo necesito? ¿Lo necesito ahora? ¿Investigué en al menos tres tiendas? ¿La compra va a comprometer mi presupuesto? Además de eso, quien tiene predisposición para comprar debe borrar del celular las aplicaciones de compras, salir de las listas de e-mails con ofertas y evitar navegar en sitios de compras online. Si es necesario, pida que un familiar o amigo haga sus compras.

Antes de ir al mercado, haga una lista, y otra opción es llevar solo el dinero necesario y dejar las tarjetas de crédito en casa».

Buscar ayuda también es importante. «Las personas necesitan saber por qué están comprando, si eso es una necesidad verdadera o emocional. El apoyo psicológico al inicio del problema evita que se vuelva crónico», finaliza Veruska.

Reunión de Sanidad

La salud no solo es física, sino también emocional. Por eso, te invitamos a participar en la reunión de sanidad, donde, por medio de tu fe puedes ser sanado de lo que te afecta física y emocionalmente. Acude a la Universal más cerca a tu domicilio siguiendo las medidas de higiene y prevención orientadas por las autoridades de la salud.

Ofrenda Online

Apueste a la Palabra de Dios

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/06/15/las-compras-desenfrenadas-pueden-esconder-problemas-emocionales/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games