¿Eres libre de verdad?

¿Eres libre de verdad?

Por Social Media

Muchos creen que sí, pero pueden estar más atrapados de lo que se imaginan, sin siquiera pensar que su salvación está en juego

Mucha gente se equivoca con respecto a la libertad otorgada por Dios a todos sus hijos: creen que no es necesario seguir reglas o que puede dejar la ética a un lado y hundirse en los placeres carnales.

Gran engaño. Esas personas no entienden que la verdadera libertad es justamente estar libre del pecado que les aleja de Dios y que, cuando se apartan de Él, caen en trampas que perjudican la vida espiritual y física (salud, finanzas, familia, trabajo, etcétera).

¿Será por mera casualidad que las personas que eran esclavas de vicios, perversiones sexuales, crímenes y todo lo más bajo, cuando se entregan a Dios, encuentran paz? No es por casualidad. La verdadera libertad trae paz, una sensación de estar en el camino correcto, feliz y tranquilo.

La verdadera libertad es entender que Dios nos da sus enseñanzas descritas en la Biblia para nuestro beneficio. ¿Por qué aún muchos no entendieron eso?

Simple: el diablo lanza sus carnadas para mostrar que ser libre es ser libertino, no darle cuentas a nadie, buscar sensaciones físicas sin pudor o límites, querer ganancias fáciles, etc. Si eso fuera algo bueno, entonces, ¿por qué tanta gente involucrada con esas cosas acaba recurriendo a la Iglesia, sintiéndose mal y queriendo una nueva oportunidad?

La seguridad como consecuencia

El obispo Edir Macedo explicó que Dios nos da la libertad de escoger nuestro propio camino y que eso, por un lado, es bueno; pero, por otro, es malo (justamente cuando las personas dan la excusa absurda de esa libertad para vivir en el pecado). «Dios nos honra por la eternidad cuando da su Espíritu, pero Él solo desciende en la vida de la persona para que ella pueda servirle en sus pensamientos, en sus actitudes, con su carácter, viviendo lejos del pecado, con toda su vida. Además de esto, tiene el derecho, el privilegio, de cobrarle sus promesas», dijo.

Todos quieren bendiciones, pero no entienden que nadie es bendecido si no tiene, por lo menos, un poquito de ganas de entregarse a Dios, que significa respetar su voluntad. El Señor también se beneficia, por supuesto, pues el mayor interés que tiene es que sus hijos disfruten una vida abundante.

Es más o menos el mismo razonamiento de una regla de tránsito. Usar el cinturón de seguridad, por ejemplo. Lo que mucha gente ve como obligación, una imposición; a decir verdad, es para el beneficio del propio usuario del vehículo. ¿Cuántas vidas ya se salvaron solo porque alguien abrochó el cinturón? ¿Y cuántas ya se perdieron porque no siguieron esta simple regla?

¿Será que el departamento de tránsito es tirano solo porque obliga a todos los usuarios de un carro a usar un dispositivo de seguridad? No. La exigencia tiene el objetivo de preservar vidas.

Tu parte y la de Dios

El cinturón de seguridad es un ejemplo eficiente para explicar la voluntad divina. Quien la sigue, sabe que cosas malas y repentinas pueden suceder, pero que el mayor de los protectores y cuidadores estará siempre en su defensa. David sabía que Dios estaría con él en la dificultad y avanzaba, incluso sabiendo de los peligros: «Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo; Tu vara y Tu cayado me infundirán aliento» (Salmos 23:3-4). 

Las varas y los cayados eran usados por los pastores para conducir y reprender a las ovejas y cabras, en caso de que fuera necesario, además de servir de defensa contra los depredadores. Estos instrumentos eran símbolos de autoridad y protección, y David se sentía consolado sabiendo que se colocaba bajo la autoridad de Dios.

Como él escogió servirlo, sabía que contaba con su protección y que sería respondido, como bien señaló el obispo Edir Macedo: la persona que sigue a Dios, «tiene el derecho, el privilegio, de cobrarle sus promesas». Y él prometió vida en abundancia. Cuando tú haces tu parte, el Altísimo hace la suya. Es una relación bilateral.

Quien nada debe, nada teme

Ser libre es, por lo tanto, estar tranquilo, sabiendo que tu parte está cumplida. Un criminal vive con miedo de ser arrestado, por ejemplo. Pero, es como dice el refrán: «Quien nada debe, nada teme».

Mientras tanto, ¿cómo tener fuerzas para siempre estar bajo el Reino de Dios, a pesar de que las tentaciones del mundo siempre están presentes? El obispo Macedo explica que el error de muchos está en querer el bautismo con el Espíritu Santo, pero no poner a Dios en primer lugar en sus vidas.

«Su gloria no viene para honrarnos con nuestros deseos, sino para que sepamos cómo servirlo. Si usted quiere el Espíritu Santo, no puede desear ser servido, realizar sus sueños o recibirlo solo porque otra persona lo recibió y no se quiere quedar atrás», mencionó.

De este modo, nadie puede decir que está liberado y seguro si no está libre del pecado. ¿Cómo alguien puede considerarse libre cuando sirve de marioneta para las voluntades del diablo? Dios dio a cada uno de nosotros la elección, que está al alcance de todos cuando aceptamos de verdad al Señor Jesús y la luz del Espíritu Santo, que nos muestra el camino de la verdadera libertad.

Sesión de Descarga Espiritual

Para saber más, participa los viernes en la transmisión online de la Sesión de Descarga Espiritual, a las 7 p. m., por medio de las páginas de Facebook y Youtube del obispo Franklin Sanches, Universal México y Radio Omega.

Reuniones por radio e internet

Durante este periodo de aislamiento (o cuarentena) por el coronavirus (COVID-19), acompaña nuestras transmisiones de la semana en tiempo real por medio del Facebook y YouTube del obispo Franklin Sanches, Universal México y Radio Omega. También puedes participar a través de la app de Radio Omega (haz clic aquí para descargar la aplicación).

Los horarios de transmisiones son:

Lunes7 p. m.
Miércoles7 p. m.
Viernes7 p. m.
Domingo9 a. m.

Ofrenda Online

«Mi mayor frustración eran mis deudas hasta que recibí el Espíritu Santo»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/05/28/eres-libre-de-verdad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games