Los propósitos de Dios en las aflicciones

Los propósitos de Dios en las aflicciones

Por Departamento Web

Sin los desiertos, somos demasiado autosuficientes

¿A quién le gusta ser humillado, calumniado, deshonrado o mal comprendido? ¡A nadie!

Pero, sin esos desiertos, somos demasiado autosuficientes e independientes de Dios.

Levantamos la nariz y nos perdemos fácilmente en la fe, fácilmente.

Por eso, DAVID hizo la siguiente afirmación: «Bueno es para mí ser afligido, para que aprenda tus estatutos.» (Salmos 119:71).

EN OTRAS PALABRAS, fue bueno haber sido despreciado, derribado, disminuido, corregido, ofendido, debilitado, rebajado… YA QUE ASÍ, la Palabra de Dios fue escrita definitivamente en su corazón.

Este método pedagógico parece extraño, pero el Espíritu Santo sabe que no hay otra forma para que el ser humano aprenda Sus decretos.

Entonces, si usted es hijo de Dios, ¡todo el sufrimiento tiene un propósito! Hoy usted no entiende, pero, en el futuro, también podrá decir:

Bueno es para mí ser afligido, pues vi mis errores.

Bueno es para mí ser afligido, pues aprendí a ser tolerante con las personas.

Bueno es para mí ser afligido, pues vi la fidelidad de Dios.

Bueno es para mí ser afligido, pues experimenté el poder de Dios.

Bueno es para mí ser afligido, pues conocí la pronta providencia de Dios.

Por Núbia Siqueira

Ofrenda Online

Informe Plan Emergente de Ayuda alimentaria en Manzanillo y Zacatlán

Platicar con un Pastor

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/05/13/los-propositos-de-dios-en-las-aflicciones/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games