Jugador de básquetbol revela que tiene depresión e intento suicidarse

Jugador de básquetbol revela que tiene depresión e intento suicidarse

Por Social Media

La enfermedad surgió después de jubilarse de la NBA

Benjamin Ashenafi «Ben» Gordon pasó más de diez años entre los mejores jugadores de básquet del mundo. Él mismo fue considerado uno de los mejores de su época —incluso habiendo batido records establecidos por Michael Jordan. Todo ese talento generó mucho dinero y, obviamente, fama. Cuando todo eso terminó, Ben se quiso suicidar.

«Hubo un momento en el que pensé en quitarme la vida cada día durante unas seis semanas», dijo al sitio norteamericano The Players Tribune. « Estaba en el tejado de mi apartamento a las cuatro de la mañana, mirando hacia abajo y pensando ‘Voy a hacerlo. Voy a dejar atrás toda esta porquería», contó.

La «porquería» a la que Ben se refirió es a su propia vida. Después de retirarse, la falta de rutina del entrenamiento, juegos, entrevistas, fotos le provocó una ansiedad con la cual el exjugador no logró enfrentar. En poco tiempo, él perdió casi todo los salarios millonarios recaudados a lo largo de los años. Los «amigos» se apartaron, cuanto él perdió parte de la fama. Y, entonces, la depresión lo enloqueció.

«Esto ocurrió justo después de mi último año en la Liga», declaró. «Me había quedado sin carrera, sin identidad y sin familia todo casi al mismo tiempo. Era maníaco depresivo. No comía. No dormía. Y cuando hablo de no dormir me refiero a llevar el insomnio a un nuevo nivel. Cada noche me despertaba en el mimo momento exacto, como con un despertador. Y ahí es cuando los demonios aparecían de verdad. Cuando estabas despierto por la mañana, todo a tu alrededor está en silencio y estás solo, es cuando la oscuridad realmente empieza a apoderarse de tu psique. Ahí es cuando la paranoia y la ansiedad te hacen suyos».

Ben llegó a perder peso de tanto sufrir ataque de pánico. «En este punto, ya no me sentía vivo. Por eso intenté matarme».

Y continuó: «literalmente, [era] como si me hubieran echado encima un manto negro que me asfixiaba. Lo único que podía hacer era tirarme al suelo y gritar con todas mis fuerzas».

Uno entre millones

Casi 400 millones de personas sufren actualmente por la depresión, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. Así como Ben Gordon, a muchas personas se les desencadenó la enfermedad cuando perdieron lo que apreciaban mucho —ya sea trabajo, familia, dinero o incluso la perspectiva de una mejor vida.

¿Cómo vencer ese gran mal?

Exactamente en este momento, hay mucha gente desesperada, en pánico e incluso pensando en darle fin a su propia vida. Y estos problemas son intensificados por el momento que se está viviendo a causa de la pandemia del coronavirus.

Al respecto del tema, el obispo Renato Cardoso señaló la siguiente reflexión:

«El ser humano lucha para vencer todas las enfermedades para sobrevivir. Aunque el médico diga que tan solo tiene seis meses de vida, el paciente lucha, recibe quimioterapias, intenta prolongar ese periodo lo más que puede. Pero la depresión no es así. La depresión hace lo contrario. Mientras las demás enfermedades hacen que la naturaleza del ser humano luche contra su mal para su sobrevivencia, para su sanidad, la depresión hace lo contrario. Hace que la persona quiera morir. Es la única enfermedad de la cual el paciente no busca ayuda, no busca la sanidad, no busca querer vivir. Él busca la muerte. Eso muestra que hay algo diferente en dicha enfermedad».

De acuerdo con el obispo, la diferencia es que la depresión no es una enfermedad física, como el cáncer, por ejemplo. La depresión es una enfermedad espiritual.

No te resignes a ser un número más en las estadísticas de suicidio o depresión y determina de este mal espiritual.

Puedes ser libre de la depresión

«Mientras el espíritu humano no sea alimentado, la persona siente un agujero en el interior de su pecho. Como el cuerpo necesita cuidados físicos, y el alma de amor, el espíritu humano solo es nutrido por el Espíritu de la Palabra de Dios», dijo el obispo Edir Macedo.

En la fe bíblica se encuentra el Espíritu y Vida y, al alimentarse de ella, la persona es tocada por el propio Altísimo por medio de la fe.

(*) La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

Ofrenda Online

Informe Plan Emergente de Ayuda alimentaria en Manzanillo y Zacatlán

Platicar con un Pastor

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/04/03/jugador-de-basquetbol-revela-que-tiene-depresion-e-intento-suicidarse/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games