Responsabilidad sí, pánico no

Responsabilidad sí, pánico no

Por Social Media

Nadie piensa bien cuando está desesperado

Con el avance del coronavirus en México, también incrementan los sentimientos de miedo e inseguridad. ¿Hasta qué punto realmente nos debemos preocupar? En medio de la avalancha de información, la primera recomendación es evitar el pánico. Nadie piensa bien cuando está desesperado. Por eso, la razón y la fe inteligente necesitan ser activadas bajo las circunstancias actuales. Respira profundo. Y dicho esto, vamos a los hechos.

La rápida propagación del nuevo coronavirus en el mundo hizo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la declarara pandemia global el 11 de marzo. Desde ese entonces hasta la actualidad, el número de infectados se multiplicó. Hasta el cierre de este artículo, hay más de 340 000 infectadas y más de 15 000 muertos en todo el mundo. El virus ya llegó a por lo menos 178 países en todos los continentes, excepto en la Antártida.

Según la Secretaría de Salud, los grupos de mayor riesgo son:

  • Personas de 60 años o más
  • Mujeres embarazadas
  • Niñas y niños menores de 5 años
  • Quienes padecen enfermedades inmunodepresivas, crónicas, cardiacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas
  • Quienes padecen obesidad y sobrepeso.

A nivel mundial, la enfermedad representa más riesgo de muerte entre las personas que están por arriba de los 60 años, inmunodeprimidas, en tratamiento oncológico y con enfermedades como la diabetes. El promedio de mortalidad es de 3.6 %. La letalidad puede pasar de 15 % para las personas por arriba de los 80 años. Las personas con enfermedades cardiovasculares tienen 10.5 % de riesgo de muerte y los diabéticos, 7.3 %. En el 80 % de los casos, los síntomas de la enfermedad son leves y semejantes a los de una gripe, con tos seca, fiebre, dolor en el cuerpo y dolor de garganta, mientras que el 15 % de los casos pueden necesitar internación y 5 % de cuidados intensivos.

¿Y en México?

Hasta el 23 de marzo, la Secretaría de Salud avisó que el conteo ascendió a 316 personas infectadas.

La mayoría de los casos están en la Ciudad de México, el estado de Nuevo León y Jalisco.

¿Es muy grave?

Por ser una nueva enfermedad, el COVID-19 aún no tiene tratamiento específico ni vacuna. Esto significa que tiene el potencial de infectar a muchas personas simultáneamente.

¿Qué hacer?

Seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias es fundamental. En este momento, los esfuerzos se concentran en reducir la circulación de personas en las calles de las ciudades más afectadas. El objetivo es disminuir la velocidad de propagación de la enfermedad. Las personas de la tercera edad, los que tienen enfermedades crónicas y quienes pueden quedar en casa deben seguir los protocolos de prevención. La recomendación es lavarse las manos constantemente con agua y jabón por lo menos 40 segundos y evitar tocar el rostro, principalmente los ojos, boca y nariz. La OMS también sugiere evitar contacto el físico con todas las personas, como apretón de manos, abrazos y besos.

Juntas, esas medidas pueden contribuir para hacer una propagación más lenta de la enfermedad y ayudar a contener el problema. ¿Estás listo(a) para hacer tu parte?

Ofrenda Online

T-Ayudo en el Hospital de Xoco

Platicar con un Pastor

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/24/responsabilidad-si-panico-no/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games