África Oriental enfrenta brote de ataques de langostas

África Oriental enfrenta brote de ataques de langostas

Por Social Media

Los enjambres, que llegan a tener el tamaño de la ciudad de Manhattan, Nueva York, están devorando campos de cultivo en la región

Las langostas han devastado África Oriental. Los enjambres, que llegan al tamaño de la ciudad de Manhattan, Nueva York, están devorando las plantaciones de la región. Estos son capaces de comer, en un día, el equivalente a lo que come la población de Kenia.

Ahora, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha pedido donaciones para ayudar a contener a los insectos, que provienen de la Península Arábiga. A principios de año, la ONU pedía 76 millones de dólares, pero, hasta ahora, se han recaudado 20 millones.

De acuerdo con la ONU, los lugares más afectados por las langostas son: Etiopía, Kenia y Somalia, lo cual afecta a más de 13 millones de personas, dejándolas con la inseguridad de poder comer. Además de eso, por lo menos 10 millones de personas viven en las áreas directamente afectadas.

Hasta el cierre de este reportaje, las langostas destruyeron más de 70 mil hectáreas de tierra en Etiopía y Somalia. La situación deja a los dos países con reservas de alimentos amenazadas. Para tener una idea, un enjambre es capaz de destruir una plantación alimentaria de 2500 personas.

Una reflexión

Es casi incontable el daño que ha enfrentado la población de este lugar. Los agricultores han perdido lo que les tomó días sembrar. Las naciones están quedando sin abastecimiento de alimentos y vivir en esos lugares ha sido aún más difícil.

Esta situación, no obstante, permite que todo cristiano haga una reflexión con respecto a su fidelidad. En el libro de Deuteronomio, capítulo 28, Moisés habla sobre las bendiciones que alcanzarán los que escuchen y guarden todos los mandamientos de Dios.

No obstante, en el mismo capítulo, también resalta cuáles son las maldiciones ocasionadas por la desobediencia a la Palabra de Dios:

«Sacarás mucha semilla al campo, y recogerás poco, porque la langosta lo consumirá. Plantarás viñas y labrarás, pero no beberás vino, ni recogerás uvas, porque el gusano se las comerá. Tendrás olivos en todo tu territorio, mas no te ungirás con el aceite, porque tu aceituna se caerá» (Deuteronomio 28:38-39).

No necesariamente las langostas invadirán casas y propiedades de quien no obedece la Palabra de Dios, como ha sucedido en África Oriental, por ejemplo. Moisés usó la analogía de las langostas para que el pueblo entendiera que el mal destruirá todo lo que las personas poseen en caso de que no sean fieles a Dios.

«El precio a pagar por la desobediencia a la Palabra de Dios es enfrentar todo tipo de aflicciones, fracasos, enfermedades y otros sinsabores», dijo el obispo Edir Macedo.

En la práctica, estas langostas son las deudas que consumen todo el salario del mes de la personas. Son los medicamentos que las enfermedades la obligan a comprar todos los meses. Son los problemas que el coche presenta, a pesar de una revisión completa.

Estas cosas no suceden como castigo de Dios, sino porque, a partir del momento en que el ser humano no hace una alianza con el Altísimo, se vuelve vulnerable a los ataques de las langostas, es decir, a las acciones del propio diablo.

Si usted desea saber más sobre la obediencia a la Palabra de Dios, participe en una de las reuniones que se llevan a cabo en la Universal más cercana a su domicilio. O bien, si reside en la Ciudad de México, acuda al Templo de los Milagros, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya.

Ofrenda Online

«Desde la infancia sufrí maltrato. Eso me llevó a salirme de mi casa y refugiarme en los vicios»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/14/africa-oriental-enfrenta-brote-de-ataques-de-langostas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games