Hay algo que necesitas saber sobre el acto de reclamar

Hay algo que necesitas saber sobre el acto de reclamar

Por Social Media

Vea lo que el obispo Edir Macedo habló del tema

¿Hoy reclamaste de algo? ¿Has lamentado tus problemas? ¿Has reclamado y no aguantas más?

Cuidado, ya que, esta actitud es muy perjudicial para tu fe.

«Cuando nosotros, que tenemos la imagen de Dios, usamos las palabras para murmurar de los problemas que enfrentamos, el diablo dice: “Amén. Esa persona está reconociendo que tengo influencia en su vida”. Y mientras más habla, la situación se vuelve más difícil», explicó el obispo Edir Macedo.

El obispo resaltó que estar reclamando no cambia el panorama. Es necesario tomar una actitud y tener gratitud con respecto a Dios.

«¿Cuántas veces, tuve un pequeño dolor de cabeza y le decía a la persona que estaba a mi lado: “Tengo un pequeño dolor de cabeza”. ¿Qué sucedía? El dolor aumentaba. Parece automático: usted confiesa una cosa y eso crece», dijo.

Las consecuencias de reclamar

Así, de acuerdo con el obispo Macedo, la persona debe llevarles sus dificultades a Dios, en oración, en lugar de compartir sus amarguras.

Por eso, hay quienes se sienten sofocados por los problemas. Esta mentalidad hace que ellos se estanquen en la fe.

«Usted olvida que tiene consigo la imagen del Padre. ¿Cómo una persona que tiene la imagen de Dios va a estar reclamando? Si usted ve la vida de Jesús, no verá eso. ¿Cuándo fue que Él reclamó?», cuestionó el obispo.

Jesucristo no reclamó                                                                 

Después, el obispo agregó que en el momento de mayor aflicción del Hijo de Dios, que fue en el Getsemaní, Él no murmuró.

El Getsemaní es un jardín que se ubica en el Monte de los Olivos. Antiguamente, para fabricar el aceite, con grandes prensas de piedra se exprimían las aceitunas que eran retiradas de los olivos.

Es decir, el dolor del Señor Jesús fue simbolizado en ese lugar. Allí, Él fue «aplastado» y Su sangre escurrió (Lucas 22:44).

«En el momento más amargo, peor que cuando Él estuvo en el desierto 40 días y noches con hambre, Él no lamentó nada», concluyó el obispo.

Continúa luchando

Por lo tanto, tomando el ejemplo del Señor Jesús, es necesario aprender a ser agradecido con Dios, incluso en las dificultades, y mantén tu fe encendida.

Participa en las reuniones diarias que se llevan a cabo en la Universal más cercana a tu domicilio. O bien, si resides en la Ciudad de México, acude al Templo de los Milagros, que se ubica en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya.

Ofrenda Online

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/10/hay-algo-que-necesitas-saber-sobre-el-acto-de-reclamar/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games