La tuberculosis sigue siendo una enfermedad infecciosa letal

La tuberculosis sigue siendo una enfermedad infecciosa letal

Por Social Media

La tuberculosis en una enfermedad causada por una bacteria que, en la mayoría de los casos, afecta a los pulmones. Esta es curable y se transmite de persona a persona —en su fase activa—, por eso, en tan solo 2018, hubo cerca de 10 millones de casos a nivel mundial y, por esta razón, sigue siendo una amenaza de salud pública, según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque hay distintas maneras para tratarla, sigue considerándose como el padecimiento infeccioso que provoca más muertes. Este, comúnmente, se manifiesta con fiebre, tos intensa por varias semanas —incluso con sangre—, neumonía, dolor en el pecho y granulomas. Otros síntomas pueden ser la debilidad, fatiga, pérdida de peso, falta de apetito, escalofríos y sudoración nocturna.

«Existen dos fases de la tuberculosis: la latente y la activa. En la primera no hay presencia de síntomas, es como si el virus permaneciera dormido y el paciente no pone en riesgo su vida ni la de otros. En la segunda sí se presentan síntomas y contagio», comenta Luis Ugalde, neumólogo. Por esta razón, se recomienda ir al médico ante cualquier indicio para recibir el tratamiento oportuno.

De igual forma, Ugalde menciona que realizar estudios de contacto —es decir, con las personas más cercanas— también es una forma de evitar la proliferación de la enfermedad.

«¡Estaba desahuciada!»

«Durante seis años, padecí hipertensión pulmonar, una enfermedad incurable, crónica y degenerativa. Este padecimiento no solo obstruía mis pulmones, también afectaba mi corazón porque me daban arritmias ventriculares que eran difíciles de controlar. Cuando no podía respirar, el corazón me latía a un ritmo acelerado.

Prácticamente, no podía hacer nada: mis hijos debían bañarme e incluso darme de comer, pues con el mínimo esfuerzo que hiciera, en la noche iba a parar al hospital. “No hay cura” y “tu tiempo está contado” eran las palabras que tenía que escuchar de los médicos. Creí en eso, tanto que, erróneamente, dejé de tomar el medicamento para morirme más rápido…

Al poco tiempo, conocí el Templo de los Milagros, llegué aun sin poder caminar. Durante la reunión, dijeron que para Dios no había nada imposible; desde ese día salí diferente, con esperanzas de que Él podía sanarme. Así empecé mi tratamiento de fe, perseveré por mi salud, no faltaba y poco a poco me di cuenta que no necesitaba las pastillas ni los inhaladores para respirar.

Hoy en día, puedo decir que no estoy enferma. Por si fuera poco, Dios bendijo mi familia y sanó mi alma.» -Josefina Hernández

Ofrenda Online

«Por los tormentos espirituales, tenía mucha tristeza, miedo y pensamientos de suicidio»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/09/la-tuberculosis-sigue-siendo-una-enfermedad-infecciosa-letal/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games