Si tú o un familiar están enfermos necesitan leer esto

Si tú o un familiar están enfermos necesitan leer esto

Por Social Media

Para Dios nada es imposible si hay fe

De acuerdo con los datos 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las principales causas de muerte por enfermedad, que afectan a niños menores de un año hasta adolescentes de 14 años, son las malformaciones congénitas del sistema circulatorio y los tumores malignos (leucemias). En específico, por parte de los menores de un año, se suma la dificultad respiratoria del recién nacido y otros trastornos respiratorios.

Las enfermedades de alta gravedad siempre son motivo de gran preocupación. Si estas causan inquietud al afectar a los adultos, imagine cuando ocurre con los niños. Muchas veces, dependiendo de la edad que tienen, hay una gran dificultad para detectar lo que padecen, ya que muchos no logran decir exactamente lo que están sintiendo. Además de eso, a nadie le gusta verlos sufrir por ningún problema de salud ni mucho menos por uno que puede ser fatal.

Ante una situación como esta, ¿qué puede hacer un padre o una madre, sobre todo si ya no hay esperanzas?

El tiempo de los milagros aún no ha terminado

Al analizar los relatos bíblicos de los milagros de sanidad realizados por el Señor Jesús durante su ministerio en la Tierra, notamos que en todos ellos fue suficiente una palabra, un pequeño contacto de Él o en Él para que la persona fuera completamente libre de la enfermedad.

Uno de esos casos fue el de la mujer con hemorragia, que durante 12 años estuvo apartada de sus seres queridos y conviviendo con el sangrado, hasta que llegó el día en que escuchó de Jesús y de los milagros que Él había realizado. A partir de entonces, ella empezó a creer que, con solo tocar Su manto, sería sanada (lee Marcos 5:24-34).

Otro caso es el del ciego de Jericó (Marcos 10:46-52) que cuando supo que el Señor Jesús estaba pasando por la ciudad, gritó lo más fuerte que pudo para llamar la atención del Maestro.

La actitud del ciego Bartimeo fue una clara demostración de fe. Al punto de que logró ser notado por el Señor Jesús y alcanzó su milagro e, inmediatamente, recuperó la salud.

Así como en el pasado, el Señor Jesús continúa realizando milagros. Pero, quien desea ser sanado es necesario que actúe como la mujer hemorrágica o el ciego de Jericó: necesita poner la fe en acción.

De la misma forma, hoy en día, miles de personas, que no soportan y no aceptan estar enfermos, o tener un familiar en esta condición, buscan ser sanados de sus enfermedades por medio del poder de la fe.

Si estás enfrentando una etapa difícil en tu vida, cree, para Dios nada es imposible si tienes fe. Por eso, todos los martes, en el Templo de los Milagros, se realiza la Reunión de Sanidad especialmente a las 7 p. m., en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, CDMX.

Otros horarios: 7:30 a. m., 10 a. m., 12 p. m., 4 p. m.

Si resides en uno de los estados de la República Mexicana, acude a la Universal más cercana a tu domicilio.(*) La Universal aclara que todos los conceptos emitidos en este medio, así como la programación de radio y de televisión, son cuestiones de fe, en modo alguno deben ser interpretados como elementos con atribuciones terapéuticas, en demérito de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJES DE CONSULTAR A TU MÉDICO.

Ofrenda Online

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/03/si-tu-o-un-familiar-estan-enfermos-necesitan-leer-esto/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games