Hayley Williams, amada y depresiva

Hayley Williams, amada y depresiva

Por Social Media

La cantante revela cómo le diagnosticaron enfermedad cuando ella debería estar más feliz en la vida

Una de las cantantes más amadas del siglo confesó que, por poco, no se suicidó hace algunos años. Hayley Williams, vocalista de la banda Paramore, afirmó que la depresión no solo ha sido parte de su vida, sino que aún es causante de un dolor constante.

La enfermedad fue diagnosticada en 2015. Tan solo cuatro meses después de que la banda recibiera un Grammy (uno de los principales premios de la música mundial) por la mejor canción de rock. Además de ese reconocimiento, Hayley y Paramore recibieron otros tipos de premios de parte de la crítica y el público. Uno de ellos fue el de «Banda sonora de la década», por la canción Decode, que formó parte de la banda sonora de la película Crepúsculo.

Además de estar profesionalmente en la cima, la vida personal de Hayley también estaba muy bien, según les dijo a sus fans en 2018:

«En el verano de 2015, yo era una joven de 26 años con cabello rubio. Había un Grammy sobre la mesa de mi cocina y cajas en todas partes por la mudanza que hice en mi casa en Nashville después de unos raros años en Los Ángeles. Iba a casarme en el mes de septiembre, frenar un poco [el trabajo], plantar un jardín, tener un hijo, hacer otro disco en Paramore».

Los planes aún no se concretaron.

Hayley se casó, pero, infeliz. Se divorció poco más de un año después. Eso fue repentino, ya que la pareja estaba unida desde hace casi diez años. Otro problema surgió cuando uno de los fundadores de su banda renunció y procesó a Paramore cobrando indemnización. El grupo casi se desintegró.

La presión en la vida personal y profesional fueron suficientes para hacer que Hayley desistiera de vivir.

«Yo no comía, no dormía, no reía… durante mucho tiempo», contó la cantante. «La depresión es un tormento».

Una pseudocura

En una entrevista concedida esa semana, Hayley contó que en el periodo más crítico de la depresión no se suicidó solamente porque quería mucho a su perrito. Sin embargo, el dolor, la angustia y las ganas de no vivir aún son constantes en su vida.

«Porque la vida aún es difícil. No se convirtió en una brisa suave de la noche a la mañana. Y desde hace años no es una brisa suave», relató. La cantante va a terapia desde las primeras crisis, pero aún no está curada. Para ella, el tratamiento tan solo es paliativo.

Teniendo en cuenta qué es la depresión, queda claro por qué el tratamiento es paliativo; es decir, solo suaviza los síntomas por corto tiempo, permitiendo que la enfermedad vuelva con fuerza cada cierto tiempo.

La depresión es un problema espiritual. Y, cuando el enfermo solo trata el cuerpo, en realidad no está atacando la enfermedad. Esa incapacidad de encontrar la cura es lo que hace que muchas personas quieran la muerte.

«Mientras otras enfermedades impulsan a la naturaleza del ser humano a luchar para encontrar la cura, la depresión hace lo contrario. Hace que la persona quiera morir. Es la única enfermedad que hace que el paciente no busque ayuda, no busque la cura, no busque querer vivir. Él busca la muerte. Eso demuestra que hay algo diferente en esa enfermedad de todas las demás enfermedades», explica el obispo Renato Cardoso. «La diferencia es que la depresión es un problema de naturaleza espiritual. Es una enfermedad silenciosa, solitaria y suicida. Y si usted no trata la depresión en el nivel espiritual, entonces, tendrá pocas oportunidades de éxito y de erradicar a esa enfermedad de su vida».

Un método en contra de la depresión

De acuerdo con lo que señala el obispo, la única manera de vencer la depresión es por medio de la fe:

«Nosotros hemos visto y probado que, cuando esa enfermedad es tratada en el nivel más profundo, que es el espiritual, puede ser sanada y no tener ningún tipo de secuela, de nuevo».

Por lo tanto, si usted quiere darse la oportunidad de usar su fe para ser libre de la depresión, entonces, participe en la Sesión de Descarga Espiritual. Esta reunión se realiza todos los viernes en la Universal más cercana a su domicilio. Si cuida su espíritu, por su fe, se liberará de ese mal asesino.

Si reside en la Ciudad de México, acuda al Templo de los Milagros, que se ubica en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya. El horario especial es a las 7 p. m.

Otros horarios: 7:30 a. m., 10 a. m., 12 p. m. y 4 p. m.

(*) La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

Ofrenda Online

La guerra contra los malos pensamientos

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/02/21/hayley-williams-amada-y-depresiva/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games