La 4.ª decisión de Nehemías fue obedecer

La 4.ª decisión de Nehemías fue obedecer

Por Social Media

«En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo. Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés tu siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os dispersaré por los pueblos; pero si os volviereis a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre» (Nehemías 1:7-9).

La humildad de Nehemías

Al ponerse en las mismas condiciones espirituales que el pueblo hebreo, Nehemías mostró humildad.

Aunque mantuviera su fe y su confianza en Dios, cuando oró por el pueblo de Jerusalén —que estaba conforme en la fe y, peor aún, estaba despreciando a Dios—, Nehemías también se incluyó en la oración.

«Esta oración de Nehemías es muy importante, porque ante las muchas necesidades que tenía, la complejidad de la misión de regresar a Jerusalén y reconstruir las murallas, él recurrió al recurso espiritual, a la Palabra de Dios. Él buscó el cumplimiento de la promesa que Dios había hecho», destaca el obispo Julio.

Póngase en la condición de siervo

Tal vez, así como Nehemías, usted está viviendo una situación difícil. Problemas en el matrimonio, vicios, depresión, una enfermedad incurable. O tal vez, es un problema financiero, como deudas, desempleo, etc. Entonces, haga lo que Nehemías hizo: colóquese en el lugar de siervo y pídale a Dios el cumplimiento de Sus promesas.

De acuerdo con el obispo Julio, eso es lo que necesitamos aprender, es decir, obedecer y recurrir al cumplimiento de las promesas de Dios, independientemente del sin fin de necesidades o de los muchos errores que hemos cometido.

A partir del momento en que usted reconoce sus errores, sus limitaciones, y recurre con reverencia al Altísimo, los desafíos de vuelven insignificantes.

Decida obedecer                                 

Finalmente, el obispo Julio aconseja dejar de mirar atrás y tomar la decisión de obedecer a partir de ahora. Solo así podrá requerir el cumplimiento de las promesas de Dios en su vida.

«No lo olvide: antes es necesario exigirse a sí mismo la obediencia a la Palabra de Dios», enfatizó el obispo.

En base a la historia de Nehemías, en la Universal se están viviendo los 52 Domingos de la Fuerza para Realizar Proyectos, y los que desean construir sus vidas mano a mano con Dios aún pueden participar en este propósito.

Acuda a la Universal más cercana a su domicilio, o bien, participe en el Templo de los Milagros, que se ubica en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya.

El horario especial es a las 9:30 a. m.

Ofrenda Online

«Mi mayor frustración eran mis deudas hasta que recibí el Espíritu Santo»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/02/15/la-4-a-decision-de-nehemias-fue-obedecer/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games