Piedras en la vesícula, los temidos cálculos biliares

Piedras en la vesícula, los temidos cálculos biliares

Por Departamento Web

Conozca un poco más de esta enfermedad que no siempre presenta síntomas

Muchas personas presentan diferentes trastornos digestivos. Uno de ellos ocurre cuando ingieren alimentos grasosos y se quejan de dolores abdominales del lado derecho. Eso puede ser colelitiasis, conocida popularmente como piedras en la vesícula, y sucede por la formación de cálculos de sales y colesterol que quedan depositados en la vesícula biliar.

«Las sales biliares ayudan en la digestión de las grasas, se producen en el hígado y se almacenan en la vesícula biliar. La sal biliar puede compararse con el agua del mar: si usted toma un poco de esa agua y se la lleva a su casa, en poco tiempo verá la diferencia: aunque el agua está limpia, tiene sales y se cristaliza. En algunas personas, la bilis produce más sales, son llamadas bilis formadoras de cálculos o bilis litogénica en el lenguaje médico», explica el gastroenterólogo Rogério Toledo Júnior.

Él incluso dice que cuando la persona tiene bilis con hiperfunción (función disminuida) el depósito persiste durante más tiempo en la vesícula y la composición de la bilis hace que esos granos de sales se peguen al colesterol y así se forman las piedras.

«Los cálculos biliares pueden no presentar síntomas, lo cual dificulta el diagnóstico y puede empeorar el cuadro clínico para una enfermedad llamada pancreatitis biliar, una inflamación en el páncreas que puede ser letal con incidencia de mortalidad que sobrepasa al 20% del total de pacientes diagnosticados con piedra en la vesícula», destaca el médico.

El trayecto de los cálculos

Según el especialista, cuando hay cálculos únicos y grandes, algunos pacientes prefieren evitar la cirugía de extirpación porque la piedra está estancada en la vesícula. «Sin embargo, no se puede garantizar que ese cálculo no tenga microcálculos alrededor, que en algún momento se desprenderán. Los cálculos se mueven porque la vesícula es un órgano muscular que en el momento de la digestión se contrae y libera la bilis para digerir el alimento. Como consecuencia de ese movimiento, el cálculo puede moverse hacia las vías biliares, causar un bloqueo en la salida de la vesícula y mucho dolor en la zona».

El médico advierte que los exámenes regulares ayudan a diagnosticar el problema de manera precoz. «No hay medicamento milagroso, como los llamados tés rompe-cálculos, y algunos son paliativos del dolor. Recomiendo buscar a un médico para que él indique el tratamiento más adecuado», dice.

En algunas personas, los cálculos biliares son asintomáticos, y en otras pueden ocurrir disturbios digestivos después de las comidas, dolor intenso debajo de la costilla, del lado derecho, generalmente acompañado de náuseas y vómito, inflamación abdominal y fiebre. En la fase aguda, causan ictericia, que es un tono amarillento en la piel y en el área blanca de los ojos, además de heces claras y orina oscura. Si usted presenta un síntoma, no dude en buscar atención médica especializada.

Ofrenda Online

Y las puertas del infierno no prevalecerán…

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/02/08/piedras-en-la-vesicula-los-temidos-calculos-biliares/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games