¿Usted investiga mucho sobre enfermedades en internet?

¿Usted investiga mucho sobre enfermedades en internet?

Por Departamento Web

Quizá está sufriendo cibercondría

Un fenómeno se ha vuelto cada vez más común en México: el aumento del número de personas que buscan información en internet cuando sienten síntomas de cualquier malestar. Gripes, resfriados, contusiones musculares, dolores en el cuerpo, enfermedades conductuales, entre otros problemas de salud, son temas bastante investigados en la web.

Sin embargo, la búsqueda de diagnósticos da como resultado problemas graves y complejos, según los datos de Google Trends, los mexicanos consumen e investigan temas relacionados a la salud en la plataforma de Google y YouTube.

Según Google Trends, las búsquedas van desde el autodiagnóstico hasta la automedicación. Se consultan problemas como «me duele la cabeza» (siendo el más buscado) hasta «dolor de riñón».

Riesgos

Para la neuropsicóloga Joselene Alvim, actualmente, consultar internet para encontrar un diagnóstico es un comportamiento común. «Es incluso un derecho nuestro para la información en cuanto a nuestra salud, pero lo que está por detrás de este procedimiento simple, cuando se vuelve frecuente, puede ser, en realidad, cibercondría». Ella aclara que el término es una alusión a la hipocondría, un estado psíquico en el que la persona se preocupa por su propio estado de salud y tiene miedo exagerado de tener una enfermedad grave.

Según la neuropsicóloga, es común que el cibercondriaco visite desde websites médicos hasta fórums de relatos de experiencias de terceros en busca de información. «Muchas veces, por constatar similitudes entre sus síntomas y los que encuentra en el mundo virtual, la persona comete equívocos al completar ciertos diagnósticos por sí sola. El peligro de sustituir la orientación médica la hace creer en todo lo que lee sin verificar la credibilidad de la fuente, dejándola más confusa, asustadiza o ansiosa», advierte.

De acuerdo con la especialista, esta conducta puede ser bastante arriesgada. «La ansiedad provocada por la búsqueda incesante de dicha información genera más inseguridades en el paciente, llevándolo a empeorar el cuadro de cibercondría, en un círculo vicioso. Cuanto más temeroso, más información busca, ya que su mirada siempre está en el peor escenario. Esta preocupación recurrente domina la vida del paciente e interfiere en su calidad de vida. Sin hablar de la automedicación que es otra consecuencia que puede acarrear daños serios”, analiza.

No obstante, la neuropsicóloga dice que atribuirle solo al internet el papel de villano no es justo. «Sabemos cuánto nos ayuda la red, incluso en los cuidados con la salud, pero es necesario estar alerta con respecto a la manera en que es utilizada, dado que, para un diagnóstico y tratamiento adecuados, la información debe ser personalizada. El mudo es globalizado, pero somos singulares. Por eso, a pesar de buscar información, no olvide sacar sus dudas personalmente con un profesional”, aconseja.

Reflejo del interior

Cuidar la salud es un derecho del ser humano. Con respecto a los siervos de Dios, este compromiso aumenta aún más. Al final, dicho cuidado también es un reflejo de la vida espiritual plena y fortalecida. Obtener información sobre determinados problemas usando como fuente el internet o cualquier otro medio puede ser positivo cuando se realiza de manera equilibrada, sin la presunción de un conocimiento que no se tiene de verdad.

Para llegar a una evaluación objetiva del problema de salud, es necesario ir al médico y seguir las recomendaciones que haga el especialista. En caso de que usted esté pasando algún problema de salud, una el tratamiento médico con el ejercicio de la fe. La Universal tiene reuniones específicas para la sanidad de enfermedades del cuerpo y el alma. No dude en acudir a la sede más cercana a su domicilio.O bien, si reside en la Ciudad de México, participe en el Templo de los Milagros, en Av. Revolución, núm. 253, col. Tacubaya.

(*) La Universal aclara que todos los conceptos emitidos en este medio, así como la programación de radio y de televisión, son cuestiones de fe, en modo alguno deben ser interpretados como elementos con atribuciones terapéuticas, en demérito de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJES DE CONSULTAR A TU MÉDICO.

Ofrenda Online

Y las puertas del infierno no prevalecerán…

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/01/18/usted-investiga-mucho-sobre-enfermedades-en-internet/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games