¿Todo bajo control?

¿Todo bajo control?

Por Departamento Web

Hay mujeres que intentan dominar completamente a las personas y las situaciones, pero no se dan cuenta de que están siendo controladas por sus propias emociones

Muchas mujeres creen que necesitan estar en el control de todo: paralelamente a los últimos sucesos del trabajo, a la vida de los hijos y del marido, desea saber exactamente cuántas calorías tiene un poco de postre —y con lujo de detalles. Haciendo las bromas a un lado, la mujer controladora quiere dominar ampliamente la situación porque eso le da confort —ella cree que, de esa forma, todo saldrá de la manera en que ella lo planeó. Pero, al final, ¿quién tiene el control?

Sin notarlo, muchas, pensando que tienen en sus manos control de las situaciones y de las personas, no se dan cuentan de que están siendo controladas por los miedos, ansiedades, paranoias, impulsos, caprichos e inseguridades. También olvidan que nadie es capaz de controlar durante todo el tiempo las reacciones ajenas o los imprevistos. Sin contar que el esfuerzo para tener el control de todo, algo que es imposible, genera desgaste.

Ser controlada

El verdadero cambio se lleva a cabo cuando quien es controladora admite que eso le hace daño y se permite ser inspirada por Quien entiende el tema: el Espíritu Santo. A final de cuentas, Él nos conoce a cada una de nosotras profundamente, explora nuestra mente, nuestro corazón y nuestras intenciones.

La Biblia dice que la mujer tiene que preocuparse por el control de sí misma: “sino de lo interno, del corazón, de la belleza incorruptible de un espíritu cariñoso y sereno, pues este tipo de belleza es muy valorada por Dios.” (1 Pedro 3:4 RVC). Esto solo es posible cuando ella conoce a Dios y a Su voluntad, dice la columnista Núbia Siqueira. “La grandeza de una persona no está en su fuerza física o en su inteligencia y arte de persuasión, sino en su fuerza interna, principalmente para resistir la ira y para negarse a rendirse al descontrol. Usted no necesita ser ruidosa, mandona, autoritaria […]. Para agradar al Altísimo, es suficiente estar en el centro de Su voluntad y dejar que el Espíritu Santo le controle y la guíe”, orienta.

La psicóloga que tenía depresión

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/01/16/todo-bajo-control/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games