12 personas murieron en un ritual

12 personas murieron en un ritual

Por Departamento Web

El diablo intenta, a toda costa, distorsionar el verdadero cristianismo

El año de 1990 estaba por terminar. Corría el mes de diciembre en Tijuana. Era de noche y un joven llegó a una vivienda, buscando a un familiar desaparecido. Al llegar al lugar, forzó la entrada y se topó con una escena que impactó a los medios locales.

Había 12 cadáveres (dos de ellos eran niños de 6 y 11 años de edad) con espuma en la boca y tumbados en el suelo dentro de un círculo formado por una cuerda. Según Sergio Barrios, el aquel entonces jefe de la Policía Judicial del Estado de Baja California, durante la sesión espiritista las víctimas tomaron alcohol industrial. Junto a los cuerpos encontraron panfletos de la desconocida secta “evangélica”.*

Hoy en día, situaciones semejantes se repiten. No siempre termina en suicidio, pero el caso de Valerie Love es un claro ejemplo.

“Yo soy una bruja cristiana”

Una mujer afirma que su misión en la tierra es “enseñarles” a los cristianos a ser brujos.

Valerie Love argumenta haber nacido siendo bruja, pero durante mucho tiempo tuvo que reprimir su “don” para no ser recriminada, ya que creció en otra religión.

Sin embargo, a los 30 años, decidió seguir lo que ella denominó “llamado divino” y, actualmente, mantiene en la ciudad de Salem, en el estado de Massachusetts, Estados Unidos, la Escuela de Misterios de la Alianza Cristiana, cuya finalidad es “enseñarles a los cristianos a volverse brujos”.

Por otro lado, ella afirma que aunque haya asumido su lado como bruja, continúa consultando la Biblia. “Yo soy una bruja cristiana; yo amo mi cruz y mi varita. Yo consulto mi baraja de tarot y mi Biblia”, declara Valerie.

El propósito del diablo

No es de hoy que el diablo intenta, a toda costa, distorsionar el verdadero cristianismo. Desde el jardín del Edén, él ha invertido todas sus fuerzas para confundir al ser humano y apartarlo, cada vez más, del Creador.

Durante el ministerio del Señor Jesús aquí, en la Tierra, no fue diferente. Bajo el intento desesperado de difamar al Hijo de Dios, él usó a los religiosos de la época para hacer que el pueblo creyera que Jesús era un impostor y realizaba milagros con la ayuda de belcebú, es decir, del propio diablo.

Ya pasaron más de 2 mil años y satanás sigue trabajando en ese mismo propósito: desmoralizar el Reino de Dios.

El verdadero cristiano

Por esta razón vemos tantas cosas sucediendo en el medio cristiano que avergüenzan al Evangelio. No obstante, es necesario entender que no todos los que se hacen llamar cristianos lo son. Pues el verdadero seguidor de Cristo es el que practica sus enseñanzas.

Para justificar su conducta totalmente contraria a la Biblia que ella dice consultar, la esotérica argumenta que nadie tiene el derecho de decirle cómo orar o cómo adorar a Dios, pues se trata de algo particular entre ella y el Señor.

Ella tiene razón cuando dice que la relación con Dios es algo personal, pero se engaña al pensar que puede desarrollarla como le plazca, pues el Señor Jesús dejó bastante claros los criterios para seguirlo.

El verdadero adorador

Él no solo dijo cómo debe hacerse la verdadera adoración sino que también enseñó la forma correcta de orar, al dejar como ejemplo la oración del Padre Nuestro.

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren” (Juan 4:23-24).

El obispo Edir Macedo explica que “Dios es Espíritu. Aquellos que adoran a Dios no deben esperar sentir emociones o sensaciones, pues Su Naturaleza Divina no es sensorial. Como seres humanos, somos dotados de capacidad física para vivir e interactuar con el mundo material por medio de nuestra visión, audición, etc. Pero, en el campo espiritual, estos sentidos son prescindibles. Es decir, adoramos lo que no vemos, sentimos o tocamos, pero creemos plenamente. Esa es la grandeza de la fe genuina, pues esta capacita al hombre para relacionarse con el Eterno. Por lo tanto, el verdadero culto no se fundamenta en el misticismo, en la sensación de alegría, en el llanto o en la búsqueda por el ‘toque de Dios’, sino en la fe en Su Palabra, de lo contrario la adoración a Él se vuelve vacía e inútil”.

Lo que la Biblia dice sobre la práctica de la hechicería

¿Y qué decir, entonces, de la hechicería, una práctica que la Biblia condena explícitamente, tanto en el nuevo como en el Antiguo Testamento? Como está escrito:

“No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con el SEÑOR cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones el SEÑOR tu Dios echa estas naciones de delante de ti” (Deuteronomio 18:10-12).

El libro de Apocalipsis, capítulo 21, versículo 18 no deja dudas en cuanto al destino de todo aquel que practica hechicería:

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8).

Ofrenda Online

«Desde la infancia sufrí maltrato. Eso me llevó a salirme de mi casa y refugiarme en los vicios»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/12/13/12-personas-murieron-en-un-ritual/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games