El gran mal de la indiferencia

El gran mal de la indiferencia

Por Departamento Web

Si no se pone en el lugar del otro, el ser humano causa pequeñas discordias e incluso grandes guerras —y todos salen perdiendo

Imagine que cada persona lleva consigo una pieza de un rompecabezas que puede representar cualquier cosa que la mantenga viva y bien: dinero, salud, paz, inteligencia, fe, etc. Ahora, imagine a cada persona con esa pieza solo para sí misma.

Si todas esas piezas no se unen para completar el cuadro, son solo partes aisladas de él. Sin embargo, cuando las personas se juntan para ver qué piezas encajan, descubre una figura nítida. Solo así, la obra montada sirve para una cosa. De la misma manera es la sociedad.

Cada persona desarrolla sus talentos, usa sus dones, goza sus recursos y no hay nada de malo en eso, pero si cada una se limita a eso, no habrá comunidades en funcionamiento.

Si a cada uno le importa el bienestar del otro, la tendencia es que todo funcione mejor. ¿Por qué, entonces, vivimos en una época tan individualista, en la que cada uno piensa solo en su bienestar, aunque pase por encima de la calidad de vida de los demás? Esa indiferencia por quien está a nuestro lado perjudica a todos, incluso a nosotros mismos. Es el resultado de la desobediencia.

Una vez, le preguntaron al Señor Jesús cuál era el mayor mandamiento y Él respondió: “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas” (Mateo 22:37-40).

Quien se ama, quiere estar bien, pero cuando sigue el mandamiento divino, procura saber si el prójimo también está bien. El propio Mesías dejó claro que amar a Dios y a quien está a su alrededor son como una sola cosa. Él además advierte: “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso” (1 Juan 4:20).

Hacer el bien es, por lo tanto, el acto de obediencia a lo que Dios estipuló para que el mundo sea bueno para todos, pero la indiferencia por el semejante hace que la existencia en la Tierra sea más difícil.

¿El bien sin mirar a quién?

Relacionarse con el otro es el punto clave. Y no podemos hacer eso sin empatía, altruismo y el buen sentido de que la falta de interés, de respeto, de atención, de cuidado y de consideración arruinan la vida de todos. No obstante, la falsa caridad de hacer el bien solo para sentirse bien —y no realmente para ayudar a quien lo necesita—, no coincide con lo que Dios llama amor. También hay quienes ayudan solo para obtener gratitud.

Anita Nowak, de Montreal, Canadá, es considerada una gran especialista en empatía. La pedagoga, administradora, filósofa y consejera realizó un estudio en la Universidad McGill al respecto del tema.

Para ella, es necesario tener más empatía para practicar el amor por el prójimo. “Lamentablemente, la tendencia es que empaticemos más con el que se parece a nosotros. De esa manera, los desconocidos en situaciones diferentes a la nuestra, inspirarían menos empatía. Eso debe ser superado si queremos liberarnos de la mentalidad, muy presente en nuestra sociedad actual, del ‘nosotros contra ellos’”, revela.

Según Anita, ese pensamiento “está por detrás de cada gran guerra e incluso de cada pequeña disputa, pero, si aprendiéramos a empatizar mejor los unos con los otros, podríamos alcanzar la paz”.

Es fácil pensar que un recluso merece estar detrás de las rejas, y mucho menos comunicarse con él, por ejemplo. Pero ¿alguien intenta saber qué lo llevó hasta ese punto y cómo puede cambiar? Por tal motivo, la iniciativa de la Universal Socio Educativo realiza actividades contantemente para ayudar a los menores infractores, no solo a reinsertarlos en la sociedad, sino también para que ayuden a otros a hacer lo mismo.

Quien tiene su vida salva, quiere salvar a otros.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/12/02/el-gran-mal-de-la-indiferencia/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games