¿Qué dice la Biblia sobre la donación de órganos?

¿Qué dice la Biblia sobre la donación de órganos?

Por Departamento Web

El obispo Domingos Siqueira aclara que esta ha sido una duda frecuente

Sobre la donación de órganos: ¿quién fue el primer donador?

En este momento de gran conmoción popular en Brasil por la muerte de Gugu Liberato [presentador estimado en el país], y su generosa actitud de donar órganos, beneficiando a alrededor de 50 personas, una pregunta ha sido recurrente en las redes sociales y en las atenciones pastorales: “¿Qué dice la Biblia sobre la donación de órganos?”.

El primer punto a resaltar es que, en el periodo en el que el Texto Bíblico fue escrito, no había demanda para muchas cuestiones realizadas hoy por la sociedad, por eso, no tenemos pasajes bíblicos que tratan de modo específico este y otros temas.

Pero, tenemos principios fundamentales que rigen todas las actitudes del hombre con respecto a su semejante. El principal de ellos es el amor al prójimo. Eso es determinado por Dios tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento (Levítico 19:18; Juan 15:12-13). Y el propio Dios puso en práctica ese Mandamiento al dar a Su Único Hijo tanto para vivir como para morir por los pecadores.

Por lo tanto, nadie se donó más que el Señor Jesús que, antes de morir en la cruz, ofreció Su cuerpo para darnos vida. Podemos decir que Él se donó por completo, cada una de sus células, tanto Su cuerpo, como Su alma fueron entregadas.

Sufrimos todo el tiempo una degeneración del cuerpo físico, pues cada día que vivimos es un día menos de nuestra existencia en este mundo. Por eso, está escrito: “Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.” (2 Corintios 5:1).

Todos caminamos rumbo a la muerte y nuestro cuerpo volverá al polvo. Pero, si él aún puede servir para ayudar a alguien, que así sea, porque en la eternidad, no necesitaremos este cuerpo. Si fuera así, ¿qué sería de los que murieron en accidentes trágicos, como los siniestros aéreos? ¿Qué sería de los que mueren teniendo sus órganos vitales corrompidos por las enfermedades?

Por lo tanto, yo quiero y consiento que si hay algo bueno en mí, que se transforme en vida para los demás. Y que usted también sea generoso, y no tenga miedo de donarse para salvar, pues esta es una gran expresión de amor al prójimo.

Por el obispo Domingos Siqueira

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/11/27/que-dice-la-biblia-sobre-la-donacion-de-organos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games