¿Cuál es la verdadera intención de su alma?

¿Cuál es la verdadera intención de su alma?

Por Departamento Web

Recientemente, el obispo Edir Macedo habló de un tema muy importante para la caminata cristiana. Para empezar, el obispo destacó el siguiente versículo bíblico:

“Entre tanto, Mi pueblo está adherido a la rebelión contra Mí; aunque me llaman el Altísimo, ninguno absolutamente Me quiere enaltecer” (Oseas 11:7).

En este pasaje, el profeta Oseas señala un problema presente en la Iglesia incluso en los días actuales.

“Dios está hablando con Su pueblo y no con el impío. Ese pueblo es inclinado a desviarse del Altísimo. El pueblo clama, pide Su ayuda, pero no Lo honra. Porque están inclinados a las cosas del mundo”, analizó el obispo Macedo.

Camino rumbo a la muerte espiritual

Después, señaló que existe una relación de ese fragmento bíblico con un mensaje del apóstol Pablo: “Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz” (Romanos 8:6).

Al respecto de eso, el obispo aclaró: “La inclinación es una señal evidente de que aquella criatura va a caer, tarde o temprano. Porque el diablo ve la inclinación de cada uno de nosotros. Así como Dios también la ve. Si la persona está inclinada a la vanidad, el diablo lo sabe. Y él va a crear una trampa para que esa persona caiga en la vanidad”.

Asimismo, el obispo alertó que una inclinación, por pequeña que sea, ya es una inclinación. Y ahí es donde reside el peligro para el cristiano. Pues, cuando menos se lo espera, la inclinación se vuelve pecado, efectivamente.

“Por eso, necesitamos estar siempre atentos. Usted tiene que vigilarse las 24 horas al día. ¿Acaso estoy inclinado hacia una vanidad, orgullo, alguna cosa que no sea para la gloria de Dios?”, advirtió.

Dios ve nuestro corazón

El obispo incluso agregó que solamente la persona puede hacerse una autoevaluación espiritual, porque sabe lo que sucede en su interior. Además de eso, no es posible esconderle al Altísimo quiénes somos.

“Dios ve el corazón de cada uno de nosotros. Él ve la intención de cada uno. No tiene sentido intentar esconderla. Usted no puede encubrir esa mala intención, porque tanto Dios como el diablo están viendo. Si usted es de Dios, el diablo ve y puede tocarle”, dijo.

La inclinación es una trampa

Finalmente, el obispo alertó sobre el peligro de quien sale de la presencia del Señor. Porque es muy difícil volver, a menos de que la persona sea muy humilde, reconozca su error y desee cambiar.

“Nosotros no somos perfectos, todos tenemos nuestras debilidades. El apóstol Juan dice que aquel que dice no tener pecado es mentiroso (1 Juan 1:8). Entonces, todos nosotros pecamos. Con los labios, los ojos o el pensamiento. Todos los días debemos orar: ‘Oh, Dios, perdona nuestros pecados, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores’. Sin embargo, cuando hay una inclinación, la persona no cree que está en pecado. Entonces, el diablo va a preparar una trampa para que la persona caiga. Quien está inclinado no logra ver su condición, a menos de que el Espíritu Santo lo revele. Y esa inclinación hace que la persona caiga”, enfatizó.

Por lo tanto, evalúe su vida, sus deseos más profundos y elimine lo que le impide vivir en paz con Dios.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/10/20/cual-es-la-verdadera-intencion-de-su-alma/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games