Alcoholismo, principal causa de accidentes de tránsito

Alcoholismo, principal causa de accidentes de tránsito

Por Editores 2

México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en muertes por accidentes de tránsito, según informa la Organización Panamericana de la Salud.

De acuerdo a la organización, en el país, los días jueves, viernes y sábado por la noche se movilizan alrededor de 200 mil conductores bajo influencia del alcohol; por este motivo mueren al año aproxima­damente 24 mil personas en accidentes automovilísticos. Son alrededor de 65 de­cesos diarios.

De acuerdo con la Secretaría de Seguri­dad Ciudadana (SSC), los conductores que causan más accidentes por manejar en estado de ebriedad rondan entre los 16 y los 35 años de edad. Pese a que las auto­ridades han llevado a cabo diversos pro­gramas preventivos, este problema sigue siendo la segunda causa de muerte entre los jóvenes.

Además, la SSC mencionó que entre el 40 % y el 60 % de los accidentes auto­movilísticos mortales se relacionan con el consumo de bebidas alcohólicas y explicó que los peatones son los que concentran el mayor porcentaje de fallecimientos al ser atropellados.

Lea también: Alcoholismo: la bebida alcohólica cambia hasta el ADN

«Tuve un accidente automovilístico por manejar ebrio»

«Desde pequeño me juntaba con perso­nas que se alcoholizaban, para mí eso era normal, por eso no tardé en adquirir ese vicio. Sin embargo, no solo quedó en el al­cohol; la marihuana y el crack eran otras de mis debilidades.

Además, mi carácter era agresivo y lle­gué a golpear a mi esposa e hijo. Mi mayor molestia era cuando me pedían que me alejara de mis adicciones, pues esto afec­taba la relación con mi familia y también nuestra economía.

Me ponía tan mal que incluso en una ocasión tuve un fuerte accidente auto­movilístico. Aunque afortunadamente no hubo heridos, la suma a pagar por los da­ños fue alta y esto me causó más proble­mas financieros.

La vida desordenada que llevaba tuvo fin cuando me acerqué a Dios. Para mu­chas personas ya era un caso perdido, por­que no podía dejar mis vicios; pero para el Señor Jesús no lo fui.

En las reuniones de la Cura de los Vicios, el Espíritu Santo me dio la fuerza de volun­tad para dejar atrás el alcoholismo y la dro­gadicción. Al ver mi cambio, mi familia se acercó también al Señor. Estando todos en la Presencia del Dios, usamos la fe y trans­formamos la historia de nuestra familia.

Actualmente, en nuestro hogar hay paz, amor y respeto. Económicamente es­tamos bien, pues el fruto de mi trabajo ya no lo malgasto. Es maravilloso vivir sin la necesidad de drogas y alcohol.» -Ramón Camacho.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/10/05/alcoholismo-principal-causa-de-accidentes-de-transito/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games