Problemas internos: más allá de lo psicológico

Problemas internos: más allá de lo psicológico

Por Departamento Web

El cuerpo, la mente y el alma de cada ser humano necesitan de una atención es­pecial, pues lo que afecta a cualquiera de estas áreas repercute en las dos restantes. Por tal motivo, no es bueno ver las dificul­tades de manera aislada.

Consideremos a una persona que ha buscado durante mucho tiempo la cura para una enfermedad crónica, por ejem­plo. Después de años de sufrimiento, llega la desesperación y esa enfermedad que solo era física, se vuelve emocional, da­ñando su autoestima. Luego, la esperanza y las ganas de vivir se pierden también. Así, el problema dejó de ser únicamente físico (cuerpo) y emocional (alma), ahora también afecta al espíritu (mente).

La falta de fe intensifica las dificulta­des. Esto, a su vez, impide un desarrollo personal satisfactorio. A partir de ahí, las pérdidas materiales y afectivas se multi­plican. ¡Se debe cortar ese conflicto de raíz!

Las reuniones dadas los viernes, en cada Universal y, especialmente, en el Templo de los Milagros, están hechas es­pecíficamente para que la gente recupe­re la seguridad, la autoestima, los deseos de vivir y alcancen paz interior.

Posiblemente tus problemas sean de origen espiritual (adicciones, enferme­dades, depresión, insomnio, miedos, deseos suicidas, conflictos de pareja y/o familiares) y por eso no les has encon­trado solución. Te invitamos a probar el poder del Dios Vivo para darles fin. Acu­de al Templo de los Milagros ubicado en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya o cualquier Universal (encuentra direccio­nes en la Pág. 14).

Lea también: Envidia: la incomodidad de ver felices a otros

La indujeron a hacer rituales desde pequeña y cayó en depresión

«Por los problemas familiares que ha­bía en casa, desde que era pequeña, me hicieron un ritual que incluía encerrarme en un aro de fuego y me inculcaron que debía servir a la muerte.

Soñaba y veía cosas horribles. Como sufría depresión, a veces lloraba sin razón aparente. En la escuela era bastante dis­traída y muy mala estudiante.

Lejos de ver una mejora con los ritua­les, cada vez me sentía peor, no aguanta­ba los dolores de cabeza. Ni siquiera tenía ganas de alimentarme. Mi mamá, preocu­pada, me llevó con los doctores para que le dijeran por qué no me daba hambre ni subía de peso, pero ellos no sabían expli­carlo, solo me vitaminaban para controlar la anemia y evitar una leucemia.

Lo único que podía hacer era buscar la ayuda de Dios, misma que encontré en la Universal. Al asistir continuamente los viernes, donde me enseñaron a actuar con fe, todos los dolores y enfermedades disminuyeron hasta que se me quitaron.

Las pesadillas y los tormentos se ter­minaron y con el tiempo, me sentí dife­rente.

En el pasado fui depresiva, enfermiza. Hoy, gracias al Señor Jesús, soy feliz, productiva, saludable, trabajadora y con mu­chas ganas de vivir… ¡parece como si fue­ra una nueva persona!» -Araceli Ramírez

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/09/06/problemas-internos-mas-alla-de-lo-psicologico/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games