Diabetes gestacional, riesgos y cómo evitarla

Diabetes gestacional, riesgos y cómo evitarla

Por Departamento Web

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la diabetes, incluida la gestacional, como el tercer problema de salud más grave del mundo. Y, de acuerdo a la Secretaría de Salud, una de cada 10 mexicanas embarazadas desarrollará esa enfermedad.

Diana Michely Álvarez, ginecóloga y obstetra, explica que «la diabetes gesta­cional es aquella que antes no padecías y, durante el embarazo, se te detecta azúcar alto. Se presenta de la semana 24-28 en adelante y existen ciertos factores de ries­go para sufrirla, como el tipo de alimenta­ción que llevamos, haber tenido síndrome de ovario poliquístico, obesidad, antece­dentes familiares y ser mayor de 40 años».

Si bien esta enfermedad no causa de­fectos de nacimiento, no tratada adecua­damente puede causarle daño al bebé y a la madre. «El problema con la diabetes gestacional es que nos lleva a varias com­plicaciones como padecer preeclampsia, problemas con el líquido amniótico, parto pretérmino y tener bebés con dificultades respiratorias o con macrosomía (obesos y demasiado grandes)», advierte Álvarez.

Para el tratamiento, la ginecóloga acla­ra que, si las cifras son controlables y no muy elevadas, lo principal es realizar cam­bios en la dieta. «Además del ejercicio físico y la ingesta de alimentos ricos en fibra, bajar los carbohidratos, las harinas y no abusar de las frutas dulces es esencial para disminuir los niveles de glucosa. Por lo tanto, la mejor manera de prevenirla es cuidar el peso antes de embarazarnos», finaliza.

Lea también: Retinopatía diabética, principal causa de ceguera

«Me dio diabetes gestacional… y perdí a mi bebé»

«De tener una vida estable, me quedé sin nada. En mi embarazo, el azúcar se me subió, me dio diabetes gestacional y perdí a mi bebé.

Justo a los dos días de que murió, me enteré que mi esposo me era infiel. Todas las ganas de amarlo, se acabaron. Estába­mos muy mal. Por los pleitos, él trató de quitarse la vida, decía que ya no me aguan­taba y terminó yéndose de la casa. Mis hi­jos eran testigos de las fuertes peleas.

Por si fuera poco, me detectaron quis­tes en un ovario y problemas en los senos.

¿Cómo iba a cuidar mi salud si ni siquie­ra tenía para comer y el ambiente era ten­so? Creí que no había solución y también pensé en quitarme la vida.

En la Universal, me dijeron que había un Dios vivo que nunca nos dejaba y pensé “o me curo o me muero”, mientras apren­día a usar la fe.

Así, sané el dolor tanto interno por ha­ber perdido a mi hijo, como del cuerpo porque me di cuenta que ya no estaba enferma. Pero no solo eso, el Señor Jesu­cristo restauró mi matrimonio y, después de darlo todo por perdido, regresé con mi esposo.

Incluso, económicamente no nos falta nada, ya que obtuvimos las condiciones para poner un negocio.

Dios transformó mi vida, me dio una nueva oportunidad. Luché y vencí con su ayuda.» – Cristina Zamora.

(*) “La Universal aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico, así como la programación de radio y de televisión, son cuestiones de fe, en modo alguno deben ser interpretados como elementos con atribuciones terapéuticas, en demérito de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJES DE CONSULTAR A TU MÉDICO”.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/09/03/diabetes-gestacional-riesgos-y-como-evitarla/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games