Una nueva relación no ayuda a superar una ruptura amorosa

Una nueva relación no ayuda a superar una ruptura amorosa

Por Departamento Web

«Un clavo no saca otro clavo», especialista explica la veracidad de este dicho

Semanas atrás, en redes sociales circuló un video en el que, al parecer, Ariana Grande, cantante, compositora y actriz estadounidense, lloraba al recordar una ruptura amorosa. Dar por terminada una relación es un proceso difícil de asimilar, donde los sentimientos están a flor de piel: tristeza, culpa, melancolía, enojo, frustración… Y es algo que les ha sucedido a todos.

Dependiendo las causas que llevaron a dicha decisión, ambas partes concluirán de si es posible preservar una buena amistad o si es preferible que cada uno siga su ca­mino sin mantener comunicación. La psi­cóloga Rosa Mena explica que es normal sentir tristeza tras un hecho así, pero no se puede cometer el error de que ese dolor perdure y, sobre todo, iniciar otra relación.

«Si se intenta reemplazar rápidamente el cariño de una persona, se crean expec­tativas que, por lo general, no se cumplen y la persona resulta más afectada que al principio», afirma.

De acuerdo con Mena, lo más recomen­dable es vivir el duelo de la ausencia de esa persona sin importar el tiempo que tenga que pasar. También, recomienda buscar la ayuda de un especialista si esa tristeza no se disuelve.

Mediante las charlas de la Terapia del Amor, un vasto grupo de personas han aprendido a superar los traumas que les dejaron algunas malas experiencias amo­rosas. Si te interesa, estas se realizan gra­tuitamente los jueves, en varios horarios, en el Templo de los Milagros ubicado en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya o en la Universal más cercana a ti haz clic aquí para ver las direcciones.

Lea también: Deciden separarse, pero no por falta de amor

«»Puedo quererte, pero jamás amarte», me decía mi esposo»

«A los dos meses de haberme casado, vi a mi esposo con su amante. Para mí fue un golpe emocional muy fuerte, porque me uní a él con la ilusión de formar un hogar; pero esos sueños se habían vuelto nada.

Pensé que había perdido mi valor como mujer y no me sentí capaz de recla­marle su falta de lealtad… Sin embargo, lejos de que él se sintiera culpable, cada día me humillaba. Me decía cosas hirien­tes y era frío conmigo.

Algunas veces le pregunté: “¿Tú me amas?” y él respondía: “Puedo que­rerte, pero jamás amarte, no sé qué es eso”. Esas palabras me lastimaban, pero esto tuvo fin cuando me acerqué a Dios. Cuando estuve en Su Presencia, me des­ahogué y le hablé de todo lo que tenía en mi interior, esto alivió mi alma.

En la Terapia del Amor, aprendí a amarme. Una vez que sané mi interior y recuperé mi dignidad, usé mi fe para luchar por mi matrimonio. Ahora tengo al esposo que siempre soñé: un hombre que me ama en verdad y me lo demues­tra, no me humilla, no es infiel. El Señor Jesús transformó a mi marido en el hom­bre ideal para mí. Ahora sí soy feliz.» -Eva Vargas

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/08/22/una-nueva-relacion-no-ayuda-a-superar-una-ruptura-amorosa/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games