¿Cómo rechazar los malos pensamientos?

¿Cómo rechazar los malos pensamientos?

Por Departamento Web

Su vida depende de eso

No hay nada más veloz que el pensamiento. A través de él, usted se puede imaginar como, donde y cuanto quisiera. Aunque esté justo ahora de pie (o sentado), leyendo este texto, su mente le puede conducir a un sinnúmero de momentos. Sean de cosas que ya vivió o de algo que ansía, por ejemplo.

Ahora, imagine el tipo de persona en el que se puede convertir, cuando se alimenta solamente de malos pensamientos, no solo con respecto a usted, sino también a las demás personas.

Hay una expresión que dice: “no podemos impedir que los pájaros vuelen sobre nuestras cabezas, pero podemos impedir que hagan nidos sobre ellas”. Esa es la regla con respecto a los malos pensamientos.

A veces, es inevitable que estos surjan en nuestra mente, pues estos son soplados por alguien, en concreto: el diablo.

Pero, usted puede contrarrestarlos y enviarlos muy lejos.

¿Quiere saber cómo?

El obispo Edir Macedo da dos consejos imprescindibles:

  1. Mantenga sus pensamientos conectados con los pensamientos de Dios, ocupando su mente con Su Palabra, eliminando sistemáticamente todo lo que se oponga a la fe.
  2. Siempre que surja un mal pensamiento, repréndalo inmediatamente y reaccione con alabanzas al Señor Jesús. No permita que los malos pensamientos se enraícen en su mente. Al rechazarlos, estos se irán.

¿Qué pensar?

Pero, no es suficiente rechazar solamente los malos pensamientos por los cuales somos bombardeados constantemente. Además de vigilar las entradas de su mente —manteniéndose siempre atento a lo que usted oye y ve—, es necesario ocuparla con lo que le agrada a Dios.

En la carta a los filipenses, el apóstol Pablo enseña cuáles son las características de los pensamientos que deben habitar en nuestra mente:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8).

Siempre recuérdelo: usted es resultado de sus pensamientos. Estos son la base de sus decisiones y motivarán sus actitudes. Y, claro, toda actitud genera consecuencias. Es por esa razón que Dios siempre habla en la mente del ser humano, y no en el corazón, como muchos creen erróneamente.

Pero, si su mente está ocupada con un montón de cosas que espiritualmente son inservibles, ¿cómo será posible que Dios hable y usted lo entienda?

Piense que su mente es un territorio deseado por el diablo. Por lo tanto, él va a bombardearlo con todo tipo de malos pensamientos, con el fin de intentar minar su fe y, así, tener acceso a su vida.

“El gran secreto para una vida de comunión con Dios es ocupar nuestra mente con Sus pensamientos, es decir, con Su Palabra. Si nuestra cabeza está llena de inspiraciones Divinas, no habrá espacio para que lo que es malo”, orienta el obispo Macedo.

Piense correctamente

En las reuniones realizadas los días miércoles y domingos, en todas las Universal, usted aprende a tener los pensamientos de Dios, tanto para la garantía de la Vida Eterna como para la conservación de su fe, mientras viva en este mundo. Le esperamos en la Universal más cercana a su domicilio.

Si le gustó ese mensaje, entonces, compártalo en sus redes sociales para ayudar a quien también está sufriendo a consecuencia de los malos pensamientos.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/08/12/como-rechazar-los-malos-pensamientos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games